Libros elena white biblia adventista
  AFC:Noviembre
 

 

 
Libros de Elena G de White

A fin de Conocerle


*********************************************


Noviembre:



…Lunes 1º de noviembre APARTAOS DE LOS PLACERES DEL MUNDO
No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
(1 Juan 2: 15.)
El verdadero cristiano no tendrá deseos de entrar en ningún lugar de diversión ni participar de diversión alguna sobre los que no pueda pedir la bendición de Dios.  No irá al teatro, [ni] a los salones de billar... No se unirá con los alegres bailarines ni participará en ningún otro placer seductor que borre a Cristo de su mente.
A los que abogan por estas diversiones les contestamos que no podemos participar de ellas en el nombre de Jesús de Nazaret... Id con vuestra imaginación al Getsemaní, y contemplad la angustia que Cristo soportó por nosotros.  Ved al Redentor del mundo luchando con agonía sobrehumana, con los pecados de todo el mundo sobre él.  Escuchad su oración llevada por la brisa: "Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya".  Había llegado la hora de las tinieblas.  Cristo había entrado en las sombras de su cruz.  Debía beber solo la amarga copa.  De todos los hijos del mundo que había bendecido y consolado, no había uno solo que lo consolara en esta terrible hora.  Lo traicionaron y entregaron en manos de la turba asesina.  Desfallecido y cansado, lo arrastraron de un tribunal a otro... El que no conoció la mancha del pecado derramó su vida como malhechor en el Calvario.  Esta historia debería conmover profundamente a cada alma.  El Hijo de Dios se hizo varón de dolores, experimentado en quebranto, a fin de salvarnos... Mantened constantemente en vosotros una vislumbre del sacrificio infinito realizado por nuestra redención, y el salón de baile perderá su atractivo.
Cristo no sólo murió como sacrificio por nosotros, sino que también vive como ejemplo para nosotros.  En su naturaleza humana aparece íntegro, perfecto, inmaculado.  Ser cristiano es ser como Cristo.  Todo nuestro ser, cuerpo  alma y espíritu, debe ser purificado, ennoblecido y santificado hasta que reflejemos a Cristo.  (Review and Herald, 28-2-1882)  314
Martes 2 de noviembre UN ADORNO QUE NO SE MARCHITA
Vuestro atavío no sea el externo, de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestido lujoso, sino el interno, el del  corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estimas delante de Dios.  (1 Ped. 3: 3, 4)
Los encantos que consisten únicamente en la apariencia externa son superficiales y cambiantes no se puede confiar en ellos.  El adorno que Cristo concede a sus seguidores jamás se marchitará...
Si los jóvenes dedicaran al cultivo del alma la mitad del tiempo que emplean haciéndose atractivos exteriormente, qué diferencia se vería en su comportamiento, palabras y acciones.  Los que procuran sinceramente seguir a Cristo deben tener concienzudos escrúpulos respecto de la ropa que llevan; deben esforzarse por satisfacer los requerimientos,  tan claros que el Señor dio respecto al vestir (Youth's Instructor. 5-11-1896).
Muchos se visten como la gente del mundo, para tener influencia.  Pasan horas estudiando ésta o aquella moda para adornar al pobre cuerpo mortal, y el empleo de ese tiempo es peor que si fuera perdido. Pero con esto cometen un triste y fatal error.  Si quieren tener una influencia salvadora, si desean que sus vidas hablen en favor de la verdad, que imiten al humilde Modelo: que muestren su fe haciendo obras justas, y establezcan una distinción bien marcada entre ellos y el mundo.  Las palabras, los vestidos y las acciones deberían hablar de Dios, Entonces se ejercerá una santa influencia sobre todos, y todos aprenderán de ellos que han estado con Jesús.  Los incrédulos verán que la fe en la venida de Cristo afecta el carácter...
La apariencia exterior es un índice del corazón.  Cuando los corazones son afectados por la verdad, mueren para el mundo: y los que están muertos para el mundo no se conmoverán por la risa, las bromas o las burlas de los incrédulos.  Experimentarán un ansioso deseo de ser como su Maestro, separados del mundo.  No imitarán sus modas ni costumbres.  Procurarán constantemente glorificar a Dios y obtener la herencia inmortal (Review and Herald, 9-9- 1884).  315
Miércoles 3 de noviembre  ABNEGACIÓN DIARIA
Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo agradable a Dios, que es vuestro culto racional.  (Rom, 12: 1.)
¿Por qué no han de aprender los jóvenes una  lección del caso de Adán?  Su fracaso en soportar la prueba más pequeña que Dios le dio fue seguido por una terrible retribución.  Y a pesar de eso, Satanás tiene un poder tan grande para encantar la mente que, aun teniendo esta poderosa amonestación delante de nosotros, muchos hablan de liberalidad y de no insistir tanto respecto cumplimiento de los requerimientos de Dios...
Es una ofrenda muy pequeña la que podemos ofrecer, en el mejor de los casos, a nuestro Padre celestial.  En vista de que somos responsables delante de Dios, todos estamos decididamente obligados a poner nuestros apetitos y pasiones bajo el dominio de la voluntad inteligente.  El gusto ha influido más que ninguna otra cosa en la Perversión del entendimiento y en el oscurecimiento del cielo espiritual.  Satanás anubla el intelecto de muchos mediante la indulgencia en el apetito, y luego convierte a esos intemperantes en objetos especiales de tentación para alejarlos aún más del camino de la obediencia y la santidad.  Los que han recibido talentos especiales perderá la vida eterna a menos que vean la necesidad de negarse a sí mismos diariamente...
Muchos no tienen ni la mitad del vigor que podría poseer, porque padecen de enfermedades producidas por la complacencia del apetito y de hábitos degradantes Cuánta claridad de percepción podrían tener los jóvenes si obedecieran estrictamente las leyes de la salud, como Daniel y sus tres compañeros. ¡Qué libertad del dolor gozarían, y con cuanto mayor facilidad realizaran sus deberes! ¡Cuánto mayor sería su fervor espiritual! !Y cuánto más bien harían a otros, por precepto y ejemplo!...
Dios puede daros abundantemente toda gracia.  No tenemos derecho de reclamar las promesas de Dios hasta que cumplamos con las condiciones reveladas en su Palabra (Manuscrito 6, 1878).  316
Jueves 4 de noviembre  LA LUCHA CONTRA LA INTEMPERANCIA
El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora, y cualquiera que por ellos yerra, no es sabio.  (Prov. 20: 1.) 
Como cristianos, deberíamos defender firmemente la temperancia.  Ninguna clase de persona es capaz de producir más y de alcanzar sus objetivos con más rapidez que los jóvenes temerosos de Dios.  En esta época, los jóvenes de nuestras ciudades deberían unirse para formar un ejército poderoso y decidido para oponerse a toda forma de complacencia egoísta y destructora de la salud. ¡Qué poderosa fuerza podrían constituir para Dios!  A cuántos podrían salvar de la desmoralización que acarrea la visita a los salones provistos de música y toda clase de atracciones destinadas a seducir a la juventud.  La intemperancia, la disolución y la blasfemia son hermanas.  Que cada joven temeroso de Dios se ciña la armadura y vaya al frente.  No permitáis que ninguna excusa os impida firmar los votos de temperancia...
Adán y Eva perdieron el Edén a causa de la intemperancia en el apetito.  Si queremos ganar el paraíso de Dios, debemos ser temperantes en todas las cosas. ¿Se sonrojará alguno de vergüenza por rechazar una copa de vino o un vaso de espumante cerveza?  En vez de realizar con esto un acto deshonroso, están sirviendo a Dios al rehusar complacer el apetito, al resistir la tentación.  Los ángeles miran tanto al tentador como a los tentados.  Complacer el apetito es dar muestra de debilidad, cobardía y vileza.  La negación del apetito es honrosa.  Las inteligencias superiores del cielo observan el conflicto entre el tentador y el tentado.  Cuando el tentado se aleja de la tentación, y vence con el poder de Jesús, los ángeles se regocijan y Satanás pierde en el conflicto...
Jesús soportó el penoso ayuno por nuestro bien, y venció a Satanás en cada tentación, posibilitando de esta manera que el hombre pueda vencer por sí mismo y por su propia cuenta, mediante la fuerza que le proporciona esta poderosa victoria ganada por Jesús como el sustituto y la garantía del hombre (Review and Herald, 19-4-1887).  317
Viernes 5 de noviembre LA CARRERA CRISTIANA
¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno sólo se lleva el premio?  Corred de tal manera que lo obtengáis.  Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.  (1 Cor. 9: 24, 25.)
Pablo establece un agudo contraste en este pasaje, para avergonzar a los cristianos profesos que realizan débiles esfuerzos y que defienden sus complacencias egoístas, y rehúsan colocarse, mediante actos de abnegación y hábitos de estricta temperancia, en una posición donde puedan vencer con todo éxito.  Todos los que se anotaban en los juegos públicos estaban animados y estimulados por la esperanza de obtener un premio si tenían éxito.  Asimismo, los cristianos tienen delante un premio que es la recompensa de la fidelidad hasta el fin de la carrera...
Todos corren en la carrera, pero uno solo gana el premio.  Los demás que van en busca de la perecedera corona de laurel, están condenados al fracaso, no importa cuán cabal sea su preparación, cuán fervientes y decididos sean sus esfuerzos... La carrera cristiana es diferente... El santo más débil como el más fuerte pueden ganar la corona de gloria inmortal, si son sinceros y experimentan privaciones y pérdida por amor de Cristo... Si creamos apetitos que no son naturales y los complacemos en cualquier grado, violamos las leyes naturales y de ello resultará un debilitamiento físico, mental y moral.  Así quedamos en desventaja para realizar los esfuerzos perseverantes, enérgicos y confiados que habríamos podido efectuar si hubiéramos permanecido fieles a las leyes de la naturaleza.  Si dañamos un solo órgano del cuerpo, le robamos a Dios el servicio que podríamos prestarle (Review and Herald, 18-10-1881).
El apóstol nos llama la atención al cuidado y la diligencia que se requerían para obtener la victoria en esos juegos antiguos.  Exhorta a todos los que inician la carrera cristiana a poner en juego toda la diligencia posible para asegurarse el éxito (Ibid.).  318
Sábado 6 de noviembre EJEMPLO DE LOS FIELES
Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente.  (Tito 2: 11, 12)
Si queremos heredar la vida eterna, tenemos que realizar una gran obra.  Debemos negar la impiedad y las concupiscencias mundanas, y vivir una vida de justicia... No hay salvación para nosotros fuera de Jesús, porque mediante la fe en él recibimos poder para ser hijos e hijas de Dios; pero no se trata de una fe pasajera, sino que es una fe que hace las obras de Cristo... La fe viva se manifiesta mostrando un espíritu de sacrificio y devoción hacia la causa de Dios.  Los que la poseen están bajo el estandarte del Príncipe Emanuel, y luchan exitosamente contra los poderes de las tinieblas.  Están listos para cumplir cualquier orden dada por su Capitán.  Cada uno es exhortado para que sea  "ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza" (1 Tiro. 4: 12) ; porque debemos vivir "sobria, justa y piadosamente" en este mundo malo, exponiendo el carácter de Cristo y manifestando su espíritu...
Los que están relacionados con Jesús están en unión con el Hacedor y Sustentador de todas las cosas.  Tienen un poder que el mundo no puede darles ni quitarles.  Pero mientras se les dan grandes y señalados privilegios, no deben únicamente gozarse en esas bendiciones.  Como mayordomos de las múltiples gracias de Dios, deben convertirse en bendiciones para otros.  Se les ha dado una gran verdad, "porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará"  (Luc. 12: 48).  Grandes responsabilidades descansan sobre todos los que han recibido el mensaje para este tiempo.  Deben ejercer una influencia que atraerá a otros a la luz de la Palabra de Dios... Somos guardas de nuestro hermano...
Si somos creyentes verdaderos en Jesús, reuniremos rayos de gloria y arrojaremos luz en el camino tenebroso de los que nos rodean (Review and Herald, 6-3-1888).  319
Domingo 7 de noviembre EL PUEBLO PECULIAR DE DIOS
Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.  (Tito 2: 14.)
Lo que más distingue al pueblo de Dios de las religiones populares no es solamente su profesión, sino su carácter ejemplar y sus principios de amor abnegado.  La influencia poderosa y purificadora del Espíritu de Dios ejercida sobre el corazón, se manifiesta en palabras y obras, los separa del mundo y los señala como pueblo peculiar de Dios.  El carácter y la disposición de los seguidores de Cristo serán como los del Maestro.  Él es el modelo, el ejemplo santo y perfecto dado a los cristianos para que lo imiten...
La abnegación, la humildad y la temperancia requeridas de los justos... están... en contraste con los hábitos de despilfarro y destrucción de la salud de la gente que vive en esta época degenerada.  Dios ha mostrado que la reforma pro salud está tan estrechamente relacionada con el mensaje del tercer ángel como la mano está unida al cuerpo.  Y el descuido de este importante tema produce más degeneración física y moral que ninguna otra cosa... Quienquiera que viole las obligaciones morales en el comer y el vestir, prepara el camino para violar las exigencias de Dios concernientes a los intereses eternos.  Nuestros cuerpos no nos pertenecen.  Dios tiene derecho a exigirnos el cuidado de la morada que nos ha dado para que le presentemos nuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable.  Nuestros cuerpos le pertenecen porque él los creó, y tenemos el deber de conocer inteligentemente los mejores medios de preservarlos contra el deterioro.  Si debilitamos el cuerpo por la complacencia del apetito y por ataviarlo con vestidos perjudiciales para la salud, a fin de estar en armonía con el mundo, nos convertimos en enemigos de Dios...
Dios requiere que actuemos conforme a la gracia que ha derramado sobre nosotros. .  Para cumplir nuestras responsabilidades, debemos situarnos en la elevada posición que se logra con el cumplimiento de las santas verdades (Review and Herald, 18-5-1886).  320
Lunes 8 de noviembre SED DIFERENTES
Para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo.  (Fil. 2: 15.)
Que cada uno,  por amor de Cristo y por el bien de su propia alma, deseche la conformidad con el mundo, con sus costumbres, vanidades y modas. Cuidado con los mandamientos humanos que oscurecen los santos mandamientos de Dios!  El amador de los placeres siempre está insatisfecho, y desea continuamente volver a la excitación del salón de baile, el teatro y las fiestas.  El tiempo que Dios nos ha dado para prepararnos para la eternidad es empleado por miles de personas en leer novelas.  Así se pervierte el intelecto dado por Dios, se descuida la Palabra de Dios, se privan a la mente y al alma del poder moral necesario para luchar contra las faltas y los errores, los hábitos y las prácticas, que descalifican al alma para disfrutar de la presencia de Cristo aquí o en la vida inmortal futura.
Preguntémonos seriamente y con intenso interés: "¿Cómo está mi alma? ¿Estoy trabajando contra mi Redentor mediante mis hábitos y prácticas?" Preguntaos: "¿Glorifico a Cristo? ¿Le muestro a una generación torcida y desobediente que prefiero sufrir reproches por amor a Jesús? "... ¿Apuntarán alto los procesos seguidores de Cristo y alcanzarán la norma de la santidad?  Es mejor ser mundano que cristiano profeso común y vulgar.  Atreveos a salir del mundo y a ser diferentes.  Atreveos a ser singulares, porque amáis a Jesús más que al mundo, y la justicia con persecución más que la desobediencia con prosperidad mundana.  La santa y completa obediencia mediante la dependencia del Señor Jesús fortalecerá al alma para que permanezca firme en la fe y la esperanza del Evangelio.
Jesús dijo:  "Separados de mí nada podéis hacer"  (Juan 15: 5).  La unión con Cristo es el único medio a nuestra disposición para vencer al pecado... Vivimos y nos movemos en él (Carta 82, 1895).  321
Martes 9 de noviembre PRIVILEGIOS ILIMITADOS
Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado.  (Sal. 1: 1.)
Los que tienen la bendición del Señor son muy favorecidos... Aseguraos, entonces, de no elegir a los impíos como compañeros, porque influirán en vosotros para que hagáis las mismas cosas que desagradan a Dios, y os privan de su bendición...
Cuando alguien permite el acceso a su mente y corazón a quienes le aconsejarán que obre mal en cualquier forma, entonces sigue los consejos de los impíos... Está en el camino de pecadores,... y el paso siguiente lo llevará a la silla de los escarnecedores despreocupados... El mensaje de misericordia, amor y paz es despreciado, y los que se asocian con esta clase de gente, llegarán a ser como ellos, despreciadores de la misericordia de Dios.  Resulta sorprendente ver hasta dónde se extenderá la influencia de un solo joven impío; qué poder llega a ser en las manos de Satanás para obrar el mal; cuánto se escuchan sus consejos; cuánta aflicción, pesar y dolor puede acarrear....
Los privilegios concedidos a los hijos de Dios son ilimitados: relacionarse con Jesucristo, que es adorado en todo el universo celestial y los mundos que no han caído, y toda lengua canta alabanzas a él; ser hijo de Dios, llevar su nombre, ser miembro de la familia real; alistarse bajo el estandarte del Príncipe Emanuel, el Rey de reyes y Señor de señores.  Su palabra es obedecida por las inteligencias superiores; su palabra congrega a las huestes del cielo...
El servicio más humilde realizado para Jesús constituye el honor más grande que pueden disfrutar los mortales.  Los ángeles puros y santos obedecen su palabra. ¿Seremos nosotros engañados para servir a Satanás? ¿Rehusaremos obedecer sus requerimientos? (Youth's Instructor, 20-10- 1886).  322
Miércoles 10 de noviembre  UN VIAJE FELIZ CON JESÚS
Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.  (Gén. 5: 24)
Enoc vivió en una época corrompida, cuando el poder moral estaba muy debilitado.  La contaminación abundaba a su alrededor.  Sin embargo, caminó con Dios.  Educó su mente en la devoción, para que pensara en las cosas que eran puras y santas; y su conversación se refería a temas santos y divinos.  Fue compañero de Dios.  Caminó con él, y recibió su consejo.  Tuvo que luchar con las mismas tentaciones que nosotros.  La sociedad que lo rodeaba no era más amiga de la justicia que la sociedad que nos rodea en la actualidad.  La atmósfera que respiraba estaba contaminada por el pecado y la corrupción, tal como lo está la nuestra; y sin embargo no se ensució con los pecados que prevalecían en su tiempo.  Así también nosotros podemos permanecer puros y sin corrompernos como el fiel Enoc (Review and Herald, 23-8-1881).
Vivimos en una época cuando prevalece la maldad.  Los peligros de los últimos días se acumulan a nuestro alrededor, y debido a que abunda la iniquidad, se enfría el amor de muchos... Se nos señala la brevedad del tiempo para estimularnos a buscar la justicia y convertir a Cristo en nuestro Amigo.  Pero éste no es el gran motivo.  Tiene sabor a egoísmo. ¿Es necesario que se nos señalen los terrores del día de Dios para compelirnos por el miedo a obrar correctamente?  Esto no debería ser así.  Jesús es atractivo.  Está lleno de amor, misericordia y compasión.  Se propone ser nuestro Amigo, caminar con nosotros en todos los ásperos caminos de la vida.  Os dice: Yo soy el Señor tu Dios; camina junto a mí y llenaré de luz tu camino.  Jesús, la Majestad del cielo, se propone elevar al compañerismo consigo a los que acuden a él con sus cargas, sus flaquezas y sus preocupaciones.  Los hará sus amados hijos, y finalmente les dará una herencia de más valor que el imperio de los reyes, una corona de gloria más preciosa que cualquiera que haya ceñido la frente del más exaltado monarca terreno... Tenemos el privilegio de caminar diariamente cerca de Jesús, con serenidad y felicidad (Id., 2-8-1881).  323
Jueves 11 de noviembre CALCULAD EL COSTO
Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida, por causa de mí y del Evangelio, la salvará.  Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?  (Mar. 8: 35 - 37)
El Señor Jesús eleva su voz para romper el hechizo de la infatuación que obra sobre las mentes humanas, y formula esta importante pregunta: "¿Qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? "...
La enfermedad y la muerte campean en el mundo, y cuán poco sabemos acerca del momento cuando terminará nuestro tiempo de gracia... Cuántas personas, si fueran llamadas en este momento a rendir cuentas, lo harían con pesar, remordimiento y aflicción, porque el tiempo de gracia que Dios les había dado lo emplearon abundantemente en complacer al yo.  Los intereses eternos del alma han sido descuidados temerariamente para realizar cosas sin importancia.  La mente se mantiene ocupada, tal como Satanás se propone que esté, con intereses egoístas, mientras el tiempo se desliza hacia la eternidad sin que se realice ninguna preparación para el cielo.
¿Qué puede compararse con la pérdida del alma humana?  Es algo que cada uno debe decidir por su cuenta: si ganar los tesoros de la vida eterna o perderlo todo a causa de su descuido de hacer que Dios y su justicia ocupen el primer lugar en su vida.  Jesús, el Redentor del mundo, que dio su vida preciosa para que cada hijo e hija de Adán pudieran vivir, vivir eternamente en el reino de Dios, observa con pesar al gran número de cristianos profesos que no le sirven a él sino a si mismos.  Difícilmente piensen en las realidades Eternas, a pesar de que él les llama la atención a la preciosa recompensa que aguarda a los fieles que quieran servirle con sus afectos indivisos.  Les muestra las realidades eternas.  Les ruega que calculen el costo de ser un seguidor obediente y fiel de Cristo, y dice:  "No podéis servir a Dios y a las riquezas"  (Mat. 6: 24)  (Manuscrito 45, 1890).  324
Viernes 12 de noviembre ECHAD LOS ÍDOLOS
Entonce Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.   (Mat. 4: 10).
"No tendrás dioses ajenos delante de mí"  (Exo. 20: 3).  El primer mandamiento no se transgrede únicamente negando la existencia de Dios o inclinándose delante de ídolos de madera y piedra. Muchos profesos seguidores de Cristo infringen sus principios; pero el Señor del cielo no reconoce como hijos suyos a los que guardan en su corazón cualquier cosa que ocupe el lugar que únicamente Dios debería tener. Muchos se inclinan ante la complacencia del apetito, mientras que otros lo hacen ante el vestido y el amor al mundo, y les conceden el primer lugar en el corazón...
Dios nos ha dado muchas cosas en esta vida sobre las que podemos derramar nuestros afectos; pero cuando llevamos hasta el exceso lo que en sí mismo es bueno, nos convertimos en idólatras... Cualquier cosa que separe nuestros afectos de Dios, y disminuye nuestro interés en las cosas eternas, es un ídolo. Los que emplean el tiempo precioso que Dios les ha dado -tiempo que ha sido comprado a un precio Infinito- en embellecer  sus hogares para ostentación, en seguir las modas y las costumbres del mundo, no sólo están privando a sus almas de alimentos espiritual, sino que también están dejando de darles a Dios lo suyo. El tiempo así gastado en la complacencia de los deseos egoístas podría emplearse en obtener conocimiento de la palabra de Dios, en cultivar nuestros talentos, para prestar un servicio inteligente a nuestro Creador... Dios no compartirá un corazón dividido. Si el mundo absorbe nuestra atención, él no puede reinar supremo. Si esto disminuye nuestra dedicación a Dios, es idolatría ante sus ojos. Dios no excusará al transgresor en este sentido.
Cuando nuestro corazón esté afinado para alabar a nuestro Hacedor, no sólo en salmos, himnos y cantos espirituales, sino también en nuestra vida, entonces viviremos en comunión con el Cielo (Youth's Instructor, 31-12-1896).  325
Sábado 13 de noviembre HILOS EN LA TELA DE LA HUMANIDAD
Es como el hombre que yéndose lejos, dejó su casa, y dio autoridad a sus siervos, y a cada uno su obra, y al portero mando que velase.  (Mar. 13: 34)
Cuando Dios ordenó que se construyera el tabernáculo en el desierto, a cada hombre se le señaló su obra... Al armar y desarmar el tabernáculo, al trasladarse de un lugar a otro en el desierto, se especificó claramente el lugar que debía ocupar cada uno.
Cristo era el General invisible de esa muchedumbre de más de un millón de personas, y no se realizaban movimientos casuales ni desordenados. De cada uno se requería orden, rapidez y exactitud en el puesto que se le había asignado. Esto contiene una lección importante para la iglesia y para cada persona a quien Dios ha elegido para que desempeñe una parte en su gran obra. A nadie se le pide que haga el trabajo de otro. Cada uno debe hacer el trabajo que se le ha asignado con exactitud e integridad. La dirección de esa gran iglesia en sus viajes por el desierto simboliza la dirección de la iglesia hasta el final de la historia terrena, hasta que entre en posesión de la Canaán celestial...
El Señor necesita toda clase de obreros especializados.  "Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo"  (Efe. 4: 11, 12)... Cada obrero de la viña del Señor debe estar santificado en su mente  y corazón por la verdad, para poder ver no sólo la parte de la  obra en la que se ocupa sino también cuál es su relación con el gran todo. Cuando los obreros son consagrados a Dios, revelan el amor de Dios por sus hermanos que trabajan a las órdenes del Maestro invisible.  "Somos colaboradores de Dios"  (1 Cor. 3: 9) ...
Todos formamos parte de la gran tela de la humanidad, somos un hilo tejido junto a otros hilos para constituir la tela como un todo completo... Sed hilos de Dios para realizar sus designios (Carta 86a, 1893).  326
Domingo 14 de noviembre NEGOCIANDO CON LOS TALENTOS DE DIOS
A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.
(Mat. 25: 15)
La Parábola de los talentos... tiene una aplicación personal para cada hombre, mujer y niño que tienen la capacidad de razonar. Vuestra obligación y responsabilidad están en proporción a los talentos que Dios os ha dado. No hay un solo seguidor de Cristo que no tenga un don peculiar de cuyo uso no sea responsable delante de Dios...
Cuando el  dueño de casa llamó a sus siervos, a cada uno le dio su trabajo. Toda la familia de Dios está incluida en su responsabilidad de emplear los bienes de su Señor. Cada persona, desde la más humilde y oscura hasta la más encumbrada y brillante, es un instrumento moral dotado de facultades por las cuales es responsable delante de Dios... Las facultades espirituales, mentales y físicas, la influencia, la posición, las posesiones, los afectos y las simpatías, todos son talentos preciosos que deben emplearse en la causa del Maestro...
Que el hombre de negocios realice sus transacciones en una forma que glorifique a su Maestro por su fidelidad.  Que lleve su religión a todo lo que hace, y revele el Espíritu de Cristo a los hombres.  Que el mecánico sea un representante diligente y fiel de Aquel que trabajó en tareas humildes en los pueblos de Judea...
Los que han recibido la bendición de poseer talentos superiores no deberían despreciar el valor del servicio de los que son menos dotados que ellos.  El talento más pequeño es un talento dado por Dios.  Un solo talento que sea utilizado diligentemente con la bendición de Dios, será duplicado, y los dos empleados al servicio de Cristo se convertirán en cuatro; y así el instrumento más humilde puede aumentar su poder y utilidad.  El propósito ferviente, los esfuerzos abnegados, todos son vistos, apreciados y aceptados por el Dios del cielo... Sólo Dios puede apreciar el valor de su servicio, y ver la abarcante influencia del que trabaja para dar gloria a su Hacedor (Review and Herald, 1-5-1888).  327
Lunes 15 de noviembre LA RELIGIÓN DE LAS COSAS PEQUEÑAS   
Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. (Mat. 25: 23)
Cristo dijo: "El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel" (Luc. 16: 10).  Algunos piensan que no es necesario ser muy exactos en las cosas pequeñas; pero esto constituye un engaño de Satanás.
El egoísmo está a la raíz de toda deslealtad e infidelidad... Muchos jóvenes que profesan creer la verdad manifiestan vanidad, orgullo, libertinaje y descuido, que los están haciendo imprudentes y los descalifican para una vida noble y elevada aquí y para la vida futura... No todos aprovechan cuidadosamente el tiempo por el que se les paga.  Los que desperdician su tiempo o fallan en darle el mejor empleo, están robando a Dios.  Algunos... tienen una opinión muy favorable de los que son descuidados con el tiempo y el dinero, pero Dios considera estas cosas en su verdadero carácter: como fraudes que exigirá satisfacer.
Hay que emplear el tiempo, los talentos y las habilidades y hacerlos producir lo más posible... Que cada uno sea fiel a los principios, como si el ojo del Infinito lo observara...
Cristo le dio al ser humano un ejemplo perfecto; pero los que se guían por lo que llaman un plan liberal, y son descuidados con las cosas pequeñas,  pronto manifestarán una amplia desviación del ejemplo de Cristo, el único Modelo verdadero.  Jóvenes y señoritas, ¿estudiaréis más detenida minuciosamente la vida de Cristo con oración, y la convertiréis en vuestra norma? (Manuscrito 6, 1878).
La religión práctica debe llevarse a los deberes comunes de la vida diaria.  Y en el cumplimiento de esos deberes, estáis formando caracteres que soportarán la prueba del juicio.  Entonces, en cualquier posición que se os coloque, cualesquiera que sean vuestros deberes, realizadlos noble y fielmente (Youth's Instructor, 28-1-1897).  328
Martes 16 noviembre EL DÍA DEL AJUSTE DE CUENTAS     
Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.  (Mat. 25: 29)
Si se aprovechan bien los talentos, éstos aumentarán como resultado.  "Al que tiene le será dado".  Si los dones concedidos por el Cielo no se aprecian ni aprovechan como un capital concedido por Dios, si se los entierra en mundanalidad y egoísmo, disminuyen estas facultades capaces de bendecir a la humanidad; y como no se busca ni glorifica al Dios del cielo como la fuente de estos preciosos dones, se lo deshonra, y él corta la provisión.  A fin de crecer en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, debemos utilizar nuestras facultades físicas e intelectuales (Review and Herald, 12-4-1887).
Los que ocultan sus talentos hasta que se herrumbran por falta de uso, no deben pensar que esa acción los alivia de responsabilidad, porque Dios nos considera responsables del bien que podríamos hacer si tomamos el yugo con Cristo, levantando sus cargas, aprendiendo cada día más de su mansedumbre y humildad de corazón.  El interés de los talentos sepultados sigue acumulándose, y en lugar de disminuir nuestra responsabilidad, la aumenta e intensifica.
Que el instrumento humano considere el hecho solemne de que el día del ajuste de cuentas está ante nosotros, y que diariamente estamos decidiendo cuál será nuestro destino eterno.  El Maestro examina cada caso individual, y trata personalmente con los talentos que nos ha confiado. Qué solemne es el día del ajuste de cuentas.  Ese día hará empalidecer muchos rostros...
El interés futuro y eterno de cada alma depende de las decisiones que se realicen en aquel día.  Tendremos gozo inefable o indecible calamidad y desgracia, los horrores de la desesperación.  Cuánto le agradará a Jesús recompensar a cada fiel obrero.  Cada deber lealmente realizado recibirá su bendición.  Entonces pronunciará las palabras: "Bien hecho" (Manuscrito 13, 195).  329
Miércoles 17 de noviembre TRABAJANDO CON NUESTROS TALENTOS
Pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro. (1 Cor. 7: 7, úp)
Dios les da más que dinero a sus mayordomos.  Vuestro talento de impartir es un don. ¿Qué comunicáis de los dones de Dios mediante vuestras palabras y tierna simpatía?... El conocimiento de la verdad es un talento.  Hay muchas almas en tinieblas que podrían recibir luz con ayuda de vuestras palabras fieles y verdaderas.  Hay corazones que anhelan simpatía y que perecen alejados de Dios.  Vuestra simpatía puede ayudarlos.  El Señor necesita vuestras palabras, dictadas por el Espíritu Santo...
La primera tarea de todos los cristianos consiste en escudriñar las Escrituras con ferviente oración, para que tengan esa fe que obra por amor y purifica el alma de cualquier rasgo de egoísmo.  Si se recibe la verdad en el corazón, obra como buena levadura hasta que toda facultad queda sometida a la voluntad de Dios, Entonces no podréis dejar de brillar, como tampoco lo puede el sol...
Todos los dones naturales deben ser santificados como dotes preciosas.  Deben consagrarse a Dios para que sirvan al Maestro.  Todas las ventajas sociales son talentos, No deben dedicarse a la complacencia propia, a la diversión o a la complacencia personal... El don del ejemplo correcto es una gran cosa.  Pero muchos rodean su alma con una atmósfera pestilencial...
El don del habla, del conocimiento, de la simpatía y el amor, comunican un conocimiento de Cristo.  Todos estos talentos deben convertirse a Dios.  El Señor los necesita; los pide.  Todos deben desempeñar una parte en la preparación de su propia alma y las almas de otros para que dediquen sus talentos a Dios.  Cada alma, cada don, deben ponerse al servicio de Dios.  Todos deben colaborar con Dios en la obra de salvar a las almas.  Los talentos que poseéis os los ha dado Dios para haceros colaboradores eficientes con Cristo.  Hay corazones que anhelan simpatía y que perecen porque les falta la ayuda que vosotros podéis darles asistidos por Dios (Review and Herald Supplement, 21-6-1898).  330
Jueves 18 de noviembre INSTRUMENTOS DE JUSTICIA
Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.  (Rom. 6: 13)
El Señor os ha dado talentos que debéis emplear, y al utilizarlos como él se propone, habréis aumentado vuestra aptitud, sabiduría y claro entendimiento para comprender su obra.  Vuestra mente y ojos deben vigilar para ver su advenimiento, vuestros oídos deben estar atentos para captar el menor susurro de su voz. Él hizo vuestras rodillas: utilizadlas para postraros en oración.  Él es vuestra fortaleza.  Aferraos por medio de la fe del Invisible.  Que vuestros pies estén calzados con el apresto del Evangelio para correr obedientemente en el camino de sus mandamientos.  Vuestra lengua y voz son un talento que Dios os ha dado para que contéis la historia de su vida, sus lecciones, su muerte, su resurrección, su ascensión.  Debéis dedicar al Maestro la fuerza de vuestro cuerpo al pelear la buena batalla de la fe, venciendo a sus enemigos con la expresión: "Escrito está". Vuestras simpatías y energías pertenecen a Dios. Empleadlas para glorificar a vuestro Redentor...
Cultivad el pensamiento de que no estáis solos.  Todos vuestros pasos son observados por el Salvador.  Estáis rodeados por ángeles vigilantes... Así como los ángeles ministraban a Jacob, tan ciertamente ministrarán a todos los hijos humildes y contritos del Señor...
Elevaos cada vez más alto, aferrándoos a un plano de fe tras otro.  Andad y trabajad con amor a Dios y a los pobres oprimidos, y el Señor será vuestro auxiliador.  "De cierto de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo de Dios" (Juan 1: 51).   Jesús... es la escalera que une al mundo celestial con el terrenal.  Su divinidad se aferra al trono de Dios.  Su humanidad toca la tierra.  Su brazo humano rodea a toda la humanidad.  Mediante Jesucristo nos alcanza el ministerio de los ángeles... Gracias a Dios porque es bueno, porque su misericordia es eterna (Carta 152, 1896).  331
Viernes 19 de noviembre PARA USO DEL MAESTRO
Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles.  Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.  (2 Tim. 2: 20, 21)
El Maestro ha dado a cada uno su obra.  A cada uno ha dado conforme a su capacidad...
Que ninguno se queje porque no tiene mayores talentos, para emplear en el servicio del Maestro... Id a trabajar con firme paciencia, y haced lo mejor posible, independientemente de lo que hagan otros. "Cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí"  (Rom. 14: 22).  Que no sean vuestros pensamientos ni vuestras palabras:  "¡Ojalá que tuviera una obra más importante! ¡Ojalá que estuviera en ésta o aquella posición!" Cumplid vuestro deber donde estéis.  Invertid lo mejor posible los dones que se os ha dado en el lugar donde trabajáis, y así serviréis mejor al Señor... No envidiéis las capacidades de otros, porque eso no aumentará vuestra habilidad para hacer una obra mejor o más grande.  Emplead vuestro don con humildad, mansedumbre y fe, y esperad hasta el día del ajuste de cuentas, y no tendréis motivo para afligiros o avergonzaros...
No aspiréis a realizar algún gran servicio, cuando no habéis hecho fielmente el deber de hoy.  Atended las cosas comunes, negociad con el talento humilde teniendo un solemne sentido de responsabilidad por el empleo debido de cada facultad, cada pensamiento que Dios os ha dado.  Dios no pide menos del humilde que del encumbrado; cada uno debe realizar su obra designada con contentamiento, según la medida del don de Cristo...
La iglesia de Dios está compuesta por personas de diferentes capacidades.  Como vasos de distintas dimensiones se nos ha colocado en la casa del Señor; pero no se espera que los vasos más pequeños contengan todo lo que tienen los más grandes.  Todo lo que se requiere es que cada vaso esté lleno según su capacidad (Review and Herald, 1-5-1888).  332
Sábado 20 de Noviembre TRABAJAD DONDE ESTÁIS
Y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo.  Y ellos fueron.  (Mat. 20: 4)
Debe haber quienes vayan al campo de la cosecha y trabajen sin esperar su paga en este mundo.  En el mundo venidero serán recompensados abundantemente.  Hay hombres y mujeres que han dejado que sus talentos se herrumbren por la inacción,... hay quienes podrían realizar una obra excelente y crecer en gracia y capacidad para trabajar, al aceptar el trabajo en el lugar donde están...
El Señor investigará el empleo de los talentos que nos ha confiado.  Pagó el precio de su propia sangre, de su abnegación, sacrificio y sufrimientos para obtener el servicio voluntario de toda persona como colaboradora con Dios.  Si tan sólo todos sintieran su responsabilidad delante de Dios y utilizaran los talentos que les ha confiado, cuántas ganancias se presentarían ante Dios mediante Cristo. El talento único aumentará con el uso.  Los dones considerados más humildes y el servicio de menor significación, pueden alcanzar las mentes e influir en los corazones que están fuera del alcance de aquellos que tienen dones mayores.
Ahora es el momento más favorable para trabajar.  Las visitas personales son de gran valor.  La verdad, por amor a Cristo y a los seres humanos, debe llevarse a cada familia, debe presentarse en cada hogar al que se tenga acceso... Recordad que el Espíritu Santo es el obrero.  El instrumento humano que trabaja para Dios no está solo...
Trabajad con perseverancia, ternura, compasión, amor, y con oración, porque esto logrará más que los sermones.  El Señor Jesús, al entregar su vida para salvar al mundo de la maldición del pecado, vislumbraba mayores cosas que las que habéis visto.  El Espíritu Santo espera canales mediante los cuales trabajar... Satanás no triunfará siempre (Carta 171, 1897).333
Domingo 21 de Noviembre FIELES EN LO POCO
El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel, y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. (Luc. 16: 10)
El servicio activo para Dios está directamente relacionado con los deberes comunes de la vida, aun con las ocupaciones más humildes.  Debemos servir a Dios en el lugar donde él nos coloca.  Él debe colocarnos a cada uno en su lugar, y no nosotros mismos.  Posiblemente el trabajo en el hogar sea el lugar que debamos ocupar durante un tiempo o tal vez durante toda la vida.  Entonces hay que prepararse para ese trabajo para que hagamos lo mejor posible para el Señor.
El Señor nos está probando para ver qué clase de fibra estamos poniendo en la edificación del carácter.  Si somos descuidados e indiferentes, negligentes y desatentos, en las cosas pequeñas de todos los días, nunca seremos aptos para otro servicio para Dios... El que es infiel en lo poco, con seguridad repetirá esta infidelidad si se lo coloca en posiciones más elevadas y si se le dan mayores responsabilidades...
La importancia de las cosas pequeñas no es menor porque son pequeñas; en cambio su influencia para el bien o el mal es enorme.  Ayudan a disciplinar para la vida. Son parte de la preparación del alma en la santificación de todos los talentos que Dios nos ha confiado.  La fidelidad en las cosas pequeñas en la realización de los deberes hace que el obrero de Dios refleje cada vez más a Cristo.  Nuestro Salvador es un Salvador para la perfección del hombre en su ser entero.  No es Dios de una sola parte del ser. La  gracia de Cristo obra para disciplinar toda la textura humana.  Él lo hizo todo.  Él ha redimido a todos.  Ha hecho participantes de la naturaleza divina a la mente, la energía, el cuerpo y el alma, y todos son su posesión adquirida.  Hay que servirle con toda la mente, el corazón, el alma y las fuerzas.  Entonces el Señor será glorificado en sus santos, aun en las cosas comunes y temporales.  "Santidad a Jehová" será la inscripción colocada sobre ellos (Youth's Instructor, 14-4-1898).  334
Lunes 22 de noviembre NO HAY LUGAR PARA LOS QUE ALUDEN EL DEBER
Maldecid a Meroz, dijo el ángel de Jehová; maldecid severamente a sus moradores, porque no vinieron al socorro de Jehová, al socorro de Jehová contra los fuertes.  (Juec. 5: 23)
¿No es éste el tiempo cuando todos los que se relacionan con Dios deben salir al frente a desplegar su bandera? ¿Se verá que los hombres y las mujeres retroceden, y no manifiestan interés, celo ni esfuerzo ferviente cuando se trata de ayudar a los necesitados?  Cuando el carro se arrastra pesadamente, entonces es el momento cuando todos deben empujar, cuando deben aplicar fuerza a las ruedas, y no permanecer dando órdenes, o acusando a los que procuran mover la carga, o criticando todo lo que se realiza porque no se hace como ellos quieren... Que todos se esfuercen lo más posible para mover la carga con fuerza y poder...
Si el Señor nos tratara como algunos supuestos cristianos se tratan mutuamente, pasaríamos momentos amarguísimos.  Si él considerara a los egoístas, descarriados y malvados como ellos se consideran mutuamente, ¿qué ocurriría con nosotros?  Pero me alegro porque el Señor no es hombre.  Tiene paciencia con nuestros errores, nuestro egoísmo, nuestro alejamiento de él, nuestros defectos de carácter, y procura informarnos enviándonos mensaje tras mensaje de misericordia, ánimo, advertencia, reproche y corrección, para enderezarnos delante de él, para que disfrutemos de su amor, cuidado y bendición.
Cada uno tiene una obra que realizar para el Maestro. ¿Haremos esta obra? ¿Trabajaremos sin egoísmo y con interés abnegado para promover su causa, para adelantar su obra?  Estoy decidida a realizar la voluntad de Dios, a trazar caminos rectos para mis pies, para que el cojo no sea apartado del camino... Dios quiera que ninguno que ha tenido conocimiento y experiencia en la obra de Dios se detenga y deba ser llevado. Que vayan ayudar, que se fortalezcan espiritualmente haciendo la voluntad de nuestro Padre celestial, y entonces podrán ayudar a los vacilantes (Carta 30, 1888)  335
Marte 23 de noviembre SERVID AL SEÑOR DE TODO CORAZÓN
Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.  (Col. 3: 23, 24)
El Señor pide la fortaleza física, y podéis manifestar vuestro amor por él empleando correctamente vuestra fuerza física, haciendo la obra que debe hacerse.  Dios no hace acepción de personas...
Hay ciencia en el trabajo más humilde, y si todos lo consideran así, verán la nobleza del trabajo.  El corazón y el alma deben aplicarse al trabajo de cualquier clase, y entonces habrá gozo y eficiencia.  En las ocupaciones agrícolas o mecánicas, los hombres pueden manifestar ante Dios que aprecian su don en forma de fuerza física tanto como de facultades mentales.  Empléese la habilidad adquirida en inventar nuevos métodos para realizar el trabajo.  Esto es lo que quiere el Señor.  Cualquier trabajo que debe hacerse es honroso... La fidelidad en el cumplimiento de cualquier deber ennoblece el trabajo y manifiesta un carácter que Dios puede aprobar.
"Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas"  (Mar. 12: 30).  Dios quiere el amor que se manifiesta mediante un servicio hecho de todo corazón, en el servicio del alma y en el servicio de las facultades físicas.  No debemos sentirnos empequeñecidos por ningún trabajo realizado para Dios...
El deber de cada obrero no consiste solamente en poner su fuerza en lo que hace, sino además su mente y su pensamiento... Podéis estereotiparos en una conducta equivocada por carecer de decisión para reformaros, o bien podéis cultivar vuestras facultades para prestar el mejor de los servicios, y así ser buscados por todos y en todas partes.  Así os apreciarán por lo que valéis.  "Todo lo que te viniere a la mano para hacer hazlo según tus fuerzas"  (Ecl. 9: 10).  "En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor"  (Rom. 12: 11)  (Manuscrito 8, 1894).  336
Miércoles 24 de noviembre "SOBRELLEVAD LOS UNOS LAS  CARGAS DE LOS OTROS"
Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?  (Sant. 2: 15, 16)
Todo descuido de los necesitados y afligidos es un descuido del deber hacia Cristo en la persona de sus santos.  Cuando Dios repase el caso de cada uno, no se formulará la pregunta: ¿Qué creían? sino: ¿Qué han hecho? ¿Han sido obradores de la palabra? ¿Han vivido para sí mismos? ¿O bien realizaron obras de benevolencia, de bondad y amor, prefiriendo a los otros antes que a sí mismos, y negándose a si mismos para ayudar a los demás?  Si las anotaciones muestran que ésta ha sido su vida, que sus caracteres están señalados por la ternura, la abnegación y la benevolencia, recibirán esta bendición de Cristo:  "Bien hecho".  "Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo"  (Mat. 25: 23. 34) ...
Nuestra fortaleza y bendición espirituales estarán en proporción con el trabajo hecho con amor y con las buenas obras realizadas.  El apóstol ordena:  "Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo"  (Gál. 6: 2).  El cumplimiento de los mandamientos de Dios requiere de nosotros buenas obras, abnegación, sacrificio y dedicación al bienestar de los demás; pero esto no significa que solamente nuestras buenas obras nos salvarán, sino que ciertamente no podremos salvarnos sin buenas obras. Después de hacer todo lo que somos capaces de hacer, debemos decir: Únicamente hemos cumplido nuestro deber, y en el mejor de los casos somos siervos inútiles, indignos del favor más pequeño de Dios.  Cristo debe ser nuestra justicia, y la corona de nuestro gozo...
La simpatía y el tierno interés por otros proporcionarán a nuestra alma bendiciones que no hemos experimentado, y nos pondrán en estrecha relación con nuestro Redentor (Review and Herald, 13-7-1886).337
Jueves 25 de noviembre MÚSICA DULCE EN EL CIELO     
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. (Mat. 25: 40, úp)
Cristo le dice a su pueblo redimido: "Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.  Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí"  (vers. 34 - 36).
Cuando los corazones simpatizan con los corazones afligidos por el desánimo y las contrariedades; cuando la mano ayuda al necesitado; cuando se viste al desnudo y cuando se da la bienvenida al forastero se lo invita al hogar y se le da un lugar en el corazón, los ángeles están muy cerca, y en el cielo se canta con gozo.  Cada acto, cada obra de justicia, misericordia y benevolencia, hacen resonar dulce música en el cielo.  El Padre desde su trono los contempla y los considera como su tesoro más preciado.  "Y  serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe"  (Mal. 3: 17) ...
Nuestro Padre celestial pone bendiciones ocultas en nuestro camino, las que algunos no tocarán por temor de que los priven de su alegría.  Los ángeles esperan para ver si aprovechamos las oportunidades de hacer el bien, esperan para ver si bendecimos a otros para que ellos a su vez nos bendigan a nosotros.  El Señor mismo nos ha hecho diferentes: algunos pobres, algunos ricos, algunos afligidos, para que todos tengamos la oportunidad de desarrollar un carácter.  El Señor permite que haya pobres para probarnos y que desarrollemos lo que hay en nuestro corazón (Review and Herald, 20-4-1886).
Cada acto de misericordia realizado con los necesitados, los que sufren, se considera hecho a Jesús mismo.  Cuando socorréis a los pobres, simpatizáis con los afligidos y oprimidos y ayudáis a los huérfanos, os ponéis en una relación más estrecha con Jesús (Ibid).338
Viernes 26 de noviembre CANALES DE LUZ Y BENDICIÓN
Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.  (Hech. 4: 13)
El mundo no puede ver la belleza, el encanto, la bondad y la santidad de la verdad divina.  Y para que el mundo pueda comprenderla, debe haber un canal a través del cual fluya hacia el mundo.  El Salvador ha constituido a la iglesia en ese canal... Cristo se nos ha revelado para que nosotros lo manifestemos a otros...
Si los que pretenden ser cristianos obedecen las palabras de Cristo, todos los que se relacionen con ellos reconocerán que han estado con Jesús y que han aprendido de él.  Representarán a Cristo, y las cosas eternas constituirán el tema de sus pensamientos y conversaciones...
La fe sencilla en la sangre de la expiación puede salvar mi alma; y juntamente con Juan, quiero llamar la atención de todos al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.  Jesús me ha salvado, aunque yo no tenía nada que ofrecerle... Nunca un pecador ha buscado a Cristo de todo corazón sin encontrarlo...
Podemos reclamar para nosotros la bendita seguridad:  "Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados"  (Isa. 44: 22).  "Sus muchos pecados le son perdonados"  (Luc. 7: 47).  Cuán preciosa y refrigerante es la luz del amor de Dios.  El pecador puede contemplar su vida manchada por el pecado, y decir:  "¿Quién es el que condenará?  Cristo es el que murió"  (Rom. 8: 34).  "Cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia"  (Rom.  5: 20).  Cristo, el Restaurador, planta un nuevo principio de vida en el alma, y esa planta crece y produce fruto.  La gracia de Cristo purifica mientras perdona, y prepara a los hombres para un cielo santo.  Debemos crecer en gracia y en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, hasta que alcancemos plenamente la estatura de hombres y mujeres en Cristo.
Ojalá que alcancemos la elevada norma que Dios ha establecido ante nosotros (Review and Herald, 14-7-1891).  339
Sábado 27 de noviembre  REPITIENDO LA INVITACIÓN DE CRISTO
Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven.  Y el que oye, diga: Ven, Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. (Apoc. 22: 17)
Jesús dice: "Y el que oye, diga: Ven".
Los que tienen el corazón contrito recibirán el mensaje del cielo, y repetirán las palabras del ángel.  Esta es la obra de todos los que han oído la invitación divina.  Jesús le dijo a la samaritana lo que nos dice a todos:  "Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva... Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna"  (Juan 4: 10 -14).
Estas palabras de Jesús deben ser repetidas por los que las creen.  Los que tienen una fe genuina lo manifestarán trabajando por las almas que viven en las tinieblas... Pronunciarán palabras de advertencia, de ruego, y señalarán las frescas aguas del Líbano a los que procuran apagar su sed en las escasas aguas de los valles del mundo.  Dios llama a trabajar a los soldados que están bajo su estandarte manchado de sangre.  Él dotará de poder divino a sus mensajeros para que lleguen hasta los que perecen (Carta 84, 1895).
Cristo ha abierto una fuente para el mundo pecador y sufriente, y se escucha la voz de la misericordia:  "Venid todas vosotras, almas sedientas; venid y bebed".  Podéis tomar gratuitamente el agua de vida.  "El que oye, diga; Ven; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente".  Que cada alma proclame este mensaje.  Entonces la obra se extenderá hasta los lugares más alejados de la tierra.  Se cumplirá la promesa de que en ese día el Señor abrirá fuentes en los valles y "ríos en la soledad", y  "sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación"  (Isa. 43: 19; 12: 3) (Testimonies, tomo 6. pág. 86).
Una cadena de testigos vivientes ha de llevar la invitación al mundo. ¿Cumpliréis vuestra parte en la gran obra? (Review and Herald, 27-1-1903)340
Domingo 28 de noviembre  UN DEPOSITO INAGOTABLE
A  fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.  (Col. 2: 2, úp, 3)
Cristo dijo: "Todo lo que tiene el Padre es mío" (Juan  16: 15). "Yo y el Padre uno somos" (Juan 10: 30). "Yo, pues, os asigno un reino" (Luc. 22: 29). El Señor Jesús coloca su mano sobre el trono eterno de Dios con toda la facilidad y seguridad del que gobierna y reina, y se ciñe la corona de la divinidad; se sienta a la diestra de Dios y recibe honra suprema como Dios, la gloria que tenía antes de la existencia del mundo. Distribuye sus dones a todos los que por fe los reclaman...
Tenemos un depósito  inagotable, un océano de amor, en el Dios de nuestra salvación. Ha colocado en las manos de Cristo todos los tesoros de los recursos celestiales, y dice: Todo esto es para los hombres, para convencer de mi amor a la humanidad caída y pecadora,... y de que trabajo y trabajaré para su felicidad. La felicidad del hombre consiste en conocer a Dios y a Jesús a quien envió. El verbo se hizo carne y moró entre nosotros para poner en este vasto depósito de todo bien al alcance de todos..... El don más excelente, el sacrificio más costoso, fue elegido por Dios para que viniera a este mundo como su expresión del amor divino hacia el hombre...
Si Dios el Padre hubiera venido a nuestro mundo y morado entre nosotros, humillándose, velando su gloría, para que la humanidad pudiera contemplarlo, la historia que tenemos de la vida de Cristo no habría cambiado... En cada acto de Jesús, en cada lección de su instrucción, debemos ver, oír y reconocer a Dios. Para la vista, para el oído, es en efecto la voz y los movimientos del Padre.
Pero el lenguaje es débil. Juntamente con Juan exclamo: "Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios"  (1 Juan 3: 1)  (Carta 83, 1895).  341
Lunes 29 de noviembre CRISTO ES NUESTRO MENSAJE
Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado.  (1 Cor. 2: 2)
Lo principal de nuestro mensaje debe consistir en la misión de la vida de Jesucristo. Espaciémonos en la humillación, la abnegación, la humildad y la mansedumbre de Cristo, para que los corazones orgullosos y egoístas vean la diferencia entre ellos y el Modelo, y se humillen...
Describid, si el lenguaje humano puede hacerlo, la humillación del Hijo de Dios, y no penséis que habéis alcanzado la cúspide cuando lo veis cambiando el trono de luz y gloria que compartía de la humanidad. No lo obligaron a hacerlo. Él eligió soportar la ira de Dios en la que había incurrido el hombre por su desobediencia a la ley divina.  Eligió soportar las crueles burlas, los escarnios, los azotes y la crucifixión, y "Haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz" (Fil. 2: ...
Cristo no era insensible a la ignominia y la desgracia. Experimentó todo amargamente. Lo sintió más profunda y agudamente que lo que nosotros podemos sentir el sufrimiento, porque su naturaleza era más exaltada, pura y santa que la de la humanidad pecadora por quien sufría. Era la Majestad del cielo, era igual al Padre, era el Comandante de las huestes angélicas, y, sin embargo, murió por el hombre sufriendo una muerte que más que ninguna otra era considerada ignominiosa. Ojalá que los enaltecidos corazones de los hombres comprendieran esto. Ojalá que comprendieran el significado de la redención, y procuraran aprender la humildad de Jesús...
Los dones del que era poderoso en el cielo y en la tierra están al alcance de los hijos de Dios. Dones preciosísimos que recibimos mediante el costoso sacrificio de la sangre del Redentor; dones que satisfarán el anhelo más profundo del corazón (Review and Herald, 11 - 9 - 1888).2
Martes 30 de noviembre LA PLENITUD DE LA DIVINIDAD
Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.  (Apoc. 5: 13)
Juan, en la isla de Patmos, vio las cosas que Dios quería que transmitiera a su pueblo.  Aquí hay un tema digno de nuestra consideración.  Aquí hay grandes y abarcantes lecciones, que todas las huestes angélicas procuran comunicar.  La sabiduría infinita, el amor infinito, la justicia infinita, la misericordia infinita: en profundidad, altura, longitud y anchura.  Se han utilizado innumerables plumas para describir la vida y el carácter y la obra mediadora de Cristo, y, sin embargo, para cada mente mediante la cual obra el Espíritu Santo, estos temas parecen frescos y nuevos, en conformidad con la mente y el espíritu del instrumento humano.  El Señor Jesús prometió que el Espíritu que enviaría recordaría sus palabras a las mentes de los que estuvieran preparados para recibirlas.  Después de su resurrección abrió su entendimiento para que comprendieran las Escrituras.  Hasta ese momento, los discípulos no las habían comprendido, porque la escoria de la erudición rabínica había ocultado la verdad de su vista.
La verdad, cuando se la recibe, puede expandirse constantemente y alcanzar nuevo desarrollo.  Aumentará en brillo a medida que la contemplamos, y crecerá en altura y profundidad a medida que procuremos captarla.  Así nos elevará a la norma de la perfección, y nos dará fe y confianza en Dios como nuestra fortaleza para realizar la obra que tenemos delante.  Necesitamos la verdad como está en Jesús...
"En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados"  (Col. 1: 14).  Esta es la gran verdad práctica que debemos imprimir en el alma.  Es de la mayor importancia que todos comprendan la grandeza y el poder de la verdad para los que la reciben (Manuscrito 153, 1898). 343..
 




  

 
  Hoy habia 32844 visitantes (54826 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

Escribenos a: bibliadeestudioadventistaarroba1.gif image by bibliadeestudioadventistalatinmail.com