Libros elena white biblia adventista
  AFC:Julio
 

 

 
Libros de Elena G de White

A fin de Conocerle


*********************************************


Julio:



…Jueves 1º de julio EL CONOCIMIENTO SUPERIOR
Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.   (2 Cor. 4: 6)
Este conocimiento, el conocimiento de la gloria de Dios, es la clase más elevada de conocimiento asequible para los mortales.  "Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros"  (2 Cor. 4: 7).
Las falacias humanas abundan y son espaciosas.  Instrumentos invisibles trabajan para disfrazar la falsedad con visos de verdad; los errores se cubren con un ropaje engañador para inducir a los hombres a aceptarlos como indispensables para lograr una educación superior.  Y estas falacias engañarán a muchos de nuestros estudiantes a menos que se los proteja cuidadosamente, y a menos que el Espíritu de Dios los induzca a apoderarse de las grandiosas y santas verdades de la Palabra para adornar con ellas sus mentes, aceptándolas como los principios básicos de la educación superior.  Ninguna instrucción puede exceder en valor a la instrucción pura de Dios, que da para iluminar a todos los que deseen recibir la luz... No puede haber otra educación superior a la que dio el Gran Maestro (Carta 98, 1909).
Nada es más perjudicial para los intereses del alma, su pureza, su concepción verdadera y santa de Dios y de las cosas sagradas y eternas, que escuchar constantemente y dar prominencia a lo que no procede de Dios.  Envenena el corazón y degrada el entendimiento.  La verdad pura puede rastrearse hasta su origen divino en virtud de su influencia elevadora, refinadora y santificadora del carácter de quien la recibe (Carta 12, 1890). 191
Viernes 2 de Julio EL MAYOR EDUCADOR DE TODOS LOS TIEMPOS
Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.  (Mat. 7: 28, 29)
Los eruditos del mundo no son fácilmente alcanzados por las verdades prácticas de la Palabra de Dios.  La razón es porque confían en la sabiduría humana y se enorgullecen de su superioridad intelectual, y no están dispuestos a aprender con humildad en la escuela de Cristo.
Nuestro Salvador no ignora a los instruidos ni desprecia la educación.  Sin embargo, eligió a pescadores incultos para la obra evangélica, porque no habían sido educados en las costumbres falsas y en las tradiciones del mundo.  Eran hombres de habilidad natural y poseían un espíritu humilde susceptible de ser educado; eran hombres a quienes podía educar para su gran obra.  En los oficios comunes de la vida, hay más de una persona que desempeña pacientemente sus tareas cotidianas, sin percatarse de que posee facultades que, si las pusiera en acción, la elevarían a una posición igual a la de los hombres más respetados del mundo.  El toque de una mano hábil es necesario para despertar y desarrollar esas facultades adormecidas.  Jesús relacionó consigo a esa clase de hombres y les proporcionó las ventajas de tres años de enseñanza bajo su propio cuidado.  Ningún curso de estudio en las aulas de los rabinos o en las escuelas de filosofía pudo haber igualado a esto en valor.  El Hijo de Dios fue el mayor educador de todos los tiempos...
Las palabras y las obras del humilde Maestro, registradas por sus poco cultos compañeros de la vida diaria, han ejercido un poder viviente sobre las mentes humanas desde entonces hasta ahora.  No sólo los ignorantes y los humildes, sino hombres educados, inteligentes y geniales, exclaman con reverencia, con los asombrados y complacidos oyentes de antaño: "¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre"! (Juan 7: 46) ,(Review and Herald, 25-9-1883). 192
Sábado 3 de julio FRENTE A LA LUZ
Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas.  Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor.
(Luc. 11: 35, 36)
En el momento en que el ojo se aleja de Jesús, se ve la oscuridad, se palpa la oscuridad, porque únicamente Jesús es luz, vida, paz y seguridad eternas.  "Si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo está lleno de luz" (Mat. 6: 22, 23). ¿Qué significa tener un ojo bueno?  Es tener disposición para contemplar a Cristo, porque mediante la contemplación somos transformados de gloria en gloria, de carácter en carácter.
Mientras miremos a Cristo, brillarán sobre nosotros los brillantes rayos del Sol de Justicia e inundarán las cámaras de la mente y el corazón, y llenarán de luz el templo del alma.  Cuando la Luz del mundo brilla sobre nosotros, la difundimos a nuestro alrededor "como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor" (Luc. 11: 36).  El alma que confía en Dios, encomienda a Cristo todo lo que la perturba, todo lo que la molesta, todo lo que la torna ansiosa,  La luz de Cristo brilla en el alma con toda bondad y paz, porque en él mora toda la plenitud de la divinidad corporalmente...
Los que contemplen a Cristo nunca rogarán que se cumpla su propia voluntad, o que sus antiguos hábitos y costumbres permanezcan incólumes.  Mientras contemplan a Jesús, su imagen queda esculpida en el corazón y el alma, y en todas sus prácticas reflejan su ejemplo ante el mundo.  Diariamente, las manos, los pies, la lengua, siguen los dictados de la naturaleza espiritual, y la fe torna su senda cada vez más brillante hasta que está iluminada como el mediodía.  Cualquier cosa que nos impida alcanzar la semejanza a Cristo está obrando para nuestra perdición eterna... No permitáis que ninguno de esos defectos de carácter se encuentre en vuestro edificio.  Edificad sobre la Roca, Cristo Jesús (Youth's Instructor, 14-9-1893). 193
Domingo 4 de julio ABRIENDO LOS MISTERIOS DE LA REDENCIÓN
Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras.  (Luc. 24: 4)
El Señor desea que tengamos una experiencia más profunda y rica en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.  Quiere que aumente nuestro conocimiento, no en cosas terrenas, sino en las celestiales que conducen a Cristo, nuestra Cabeza viviente. ¿Cuán elevado, cuán grande ha de ser este conocimiento?  Debe ser de tal naturaleza que nos haga alcanzar la plena estatura de hombres y mujeres en Cristo Jesús...
¡Cómo anhela Cristo abrirnos los misterios de la redención!  Quería hacerlo por sus discípulos cuando vivió con ellos, pero ellos no habían progresado lo suficiente espiritualmente para comprender sus palabras.  Tuvo que decirles: "Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar" (Juan 16: 12). ¡Cuánto mejor habrían podido soportar la terrible prueba por la que tuvieron que pasar en su juicio y crucifixión, si hubieran progresado y sido capaces de comprender las instrucciones de Cristo! ¿No permitiremos que Jesús abra nuestro entendimiento?...
Estamos en los bordes del mundo eterno, y debemos dar un testimonio con el cual todo el cielo debe concordar.  El ángel nos ha hablado: "Preparaos, uníos; el Señor está a las puertas" (Review and Herald, 4-3-1890).
¡El Señor viene y debemos estar preparados!  Cada momento deseo tener su gracia, deseo el ropaje de la justicia de Cristo.  Debemos humillar nuestras almas delante de Dios como nunca antes, acudir a postrarnos a los pies de la cruz, y él pondrá en nuestras bocas palabras para dar testimonio de él y dar alabanza a nuestro Dios... Quiere santificar nuestra lengua, quiere santificar todo nuestro ser (Ibid.). 194
Lunes 5 de julio ILUMINADOS POR LA PALABRA
La exposición de tus palabras, alumbra; hace entender a los simples.   (Sal. 119: 130).
La luz y la comprensión impartidas por la Palabra de Dios no tienen únicamente, o principalmente, el propósito de promover la cultura intelectual.  Los oráculos sagrados fueron dados a los hombres con una finalidad más elevada que la mera obtención de un bien terreno o temporal.  Así vemos revelado el gran plan de redención, el medio ideado para liberar a la humanidad del poder de Satanás.  Vemos a Cristo, el Capitán de nuestra salvación, enfrentando al príncipe de las tinieblas en batalla abierta y obteniendo la victoria por nosotros.  Aprendemos también que, mediante esta victoria, se nos abrió una puerta de esperanza, una fuente de poder, y que como soldados fieles podemos pelear nuestras propias batallas con el astuto enemigo, y vencer en el nombre de Jesús.  Cada alma debe hacer frente a los poderes de las tinieblas.  Los jóvenes y los ancianos serán atacados, y todos deben comprender cuál es la naturaleza del gran conflicto entre Cristo y Satanás, y deben comprender que atañe a ellos mismos...
No hasta poseer un conocimiento intelectual de la verdad... La palabra debe penetrar en nuestro corazón.  Debe arraigarse en nosotros mediante el poder del Espíritu Santo.  La voluntad debe ser puesta en armonía con sus requerimientos.  No sólo el intelecto sino el corazón y la conciencia deben concurrir en la aceptación de la verdad.
La Palabra de Dios da entendimiento a las gentes sencillas, a los que no han aprendido la sabiduría del mundo.  El Espíritu Santo hace comprender las verdades salvadores de las Escrituras a todos los que desean conocer y realizar la voluntad de Dios...
Necesitamos sobre todo otro conocimiento, el conocimiento proporcionado por la Palabra de Dios.  Necesitamos saber qué debemos hacer en este tiempo para escapar de las trampas satánicas y ganar la corona de gloria (Review and Herald, 25-9-1883). 195
Martes 6 de julio SABIDURÍA DEL PADRE DE LA LUZ
Porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.  (Prov. 2: 6 )
El conocimiento principal y esencial es el conocimiento de Dios y de su Palabra... El cristiano crecerá en gracia en proporción a su dependencia y aprecio de la enseñanza de la Palabra de Dios y a su hábito de meditar en las cosas divinas...
Pero que nadie piense que pretendemos restar importancia a la educación o desestimar el valor de la cultura y la disciplina mentales.  Dios desea que sigamos siendo estudiantes mientras estemos en  mundo, que siempre aprendamos y llevemos responsabilidades... Pero nadie debe criticar a su hermano porque no posea una educación formal amplia.  Puede ser rico en una sabiduría de más estima...
Puede poseer una educación práctica en el conocimiento de la verdad.  El salmista dice: "La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples"  (Sal. 119: 130) ... La sabiduría de que habla el salmista es aquella que se logra cuando la verdad se abre ante la mente y se aplica al corazón por medio del Espíritu de Dios, cuando sus principios se estampan en el carácter por acción de una vida de piedad práctica...
Es el Espíritu de Dios el que aviva las facultades del alma amortecidas, para que aprecien las cosas celestiales, y el que atrae los afectos hacia Dios y la verdad.  Sin la presencia de Jesús en el corazón, los servicios religiosos no son más que un formalismo muerto y frío.  El ferviente deseo de estar en comunión con Dios cesa cuando el Espíritu Santo es contristado; pero cuando Cristo está en nosotros como la esperanza de gloria, somos inducidos constantemente a pensar y obrar con referencia a la gloria de Dios.  Surgirán estas preguntas: "¿Honrará esto a Jesús? ¿Aprobará él esto? ¿Podré mano esta actividad?" Dios se convertirá en el consejero de nuestras almas e iremos por caminos seguros (Review and Herald, 17-4-1888). 196
Miércoles 7 de julio  EL LIBRO DE TEXTO DEL CRISTIANO
Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.  (Juan 5: 39).
La exhortación a escudriñar las Escrituras nunca fue más oportuna que ahora.  Vivimos en una época de inquietud, y la juventud participa profundamente de su espíritu. ¡Ojalá que se les haga comprender la importancia y el peligro de la posición que ocupan!... Ninguna generación pasada tuvo ante sí acontecimientos tan importantes como los que están frente a la generación actual.  Nunca los jóvenes de cualquier época o país fueron observados tan seriamente por los ángeles de Dios como lo son los jóvenes de hoy.  Todo el Cielo observa con intenso interés cada indicio del carácter que están formando, para ver si, cuando sean probamos, permanecerán firmemente del lado de Dios y el bien, o serán arrastrados por las influencias mundanas.
Dios tiene una gran obra que debe hacerse en poco tiempo.  Les ha dado a los jóvenes talentos de inteligencia, tiempo y recursos económicos, y los hace responsables por la forma que emplean esos buenos dones.  Los llama al frente para que resistan las influencias corruptoras y hechizadoras de esta época, y para que se capaciten para trabajar en su causa...
Es una ley divina que las bendiciones se reciban pagando un cierto precio por parte del que las obtiene.  Los que desean adquirir conocimientos científicos deben estudiar, y los que quieren aprender las verdades bíblicas, a fin de impartir conocimientos a otros, deben estudiar diligentemente la santa Palabra de Dios.  No hay otro camino: deben escudriñar las Escrituras con diligencia, interés y oración.  Y más allá de su búsqueda, hay abundancia infinita de sabiduría, amor y poder (Youth's Instructor, 7-5-1884). 197
Jueves 8 de julio EXPLORANDO LA MINA DE LA VERDAD
Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.  (2 Ped. 1: 21)
Algunos han descuidado el estudio de la Biblia bajo el influjo de la creencia errónea de que es preferible tener al Espíritu morando en ellos que estudiar y tener la dirección de las Escrituras.  Los tales estarán expuestos a las trampas satánicas y a los engaños fatales.  El Espíritu Santo y la Palabra están en perfecta armonía.  El Espíritu Santo inspiró las Escrituras y siempre conduce hacia ellas...
La mina de la verdad debe explorarse con interés y diligencia.  Cuán a menudo vemos a Cristo aplicando las Escrituras del Antiguo Testamento, exponiendo sus verdades, mostrando su carácter espiritual, revistiéndolas de una riqueza, belleza y frescura que la gente no había contemplado antes... Las verdades que nuestro Salvador manifiesta en su exposición son susceptibles de constante expansión y de nuevos y fecundos desarrollos.  La mente que es guiada por el Espíritu Santo, al investigar las Escrituras, contempla a su Autor y mediante esa contemplación brilla constantemente mientras él investiga la Palabra.  Así es como el intelecto que aspira a alcanzar la norma de perfección es elevado para comprenderla...
La verdad de origen celestial es presentada como "un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo"  (Mat. 13: 44),  para trabajarlo en toda su extensión.  En sus esfuerzos perseverantes, descubre joyas y materiales preciosos.  El que trabaja con sabiduría hunde la barra cada vez más y descubre un rico y precioso filón.  Descubre que el campo de la revelación está surcado por doradas vetas de valiosos tesoros y que en verdad es el depósito de las inescrutables riquezas de Cristo: Luz, Verdad y Vida (Manuscrito 62, 1893). 198
Viernes 9 de julio UNA VOZ DE DIOS
Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.  (Hech. 17: 11).
Algunos encuentran que la Palabra de Dios no es interesante.  Esto se debe a que han leído durante tanto tiempo las historias hechizantes que se encuentran en la literatura de la actualidad, que ya no encuentran agrado en la lectura de la Palabra de Dios o en los ejercicios religiosos.  Esta clase de lectura descalifica la mente para recibir los sólidos principios bíblicos y para ejercer la piedad práctica...
Cuando se lee la Biblia con disposición humilde y deseos de aprender, se está en trato con Dios mismo.  Los pensamientos expresados, los preceptos especificados, las doctrinas reveladas, son una voz del Dios del cielo...
Todos los que hacen su guía de la Palabra de Dios en esta vida actuarán guiados por principios.  Los que vacilan, los que visten en forma vanidosa y extravagante, los que complacen el apetito y siguen las inclinaciones naturales, equilibrarán su personalidad al obedecer las enseñanzas de la Palabra de Dios; se dedicarán al deber con una energía inquebrantable y crecerán en fortaleza progresivamente.  Tendrán un carácter hermoso, fragante y desprovisto de egoísmo.  Recorrerán el camino de la vida y serán aceptados en todas partes entre los que aman la verdad y la justicia (Manuscrito 6, 1878).
El salmista oró:  "Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley"  (Sal. 119: 18).  El Señor lo escuchó, porque David dijo:  "¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! ¡Más que la miel a mi boca!"  (Sal. 119: 103).  "Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces más que la miel, y que la que destila del panal"  (Sal. 19: 10).  Y así como Dios escuchó a David y le contestó, así también nos escuchará y nos contestará, llenando nuestro corazón de gozo y felicidad (Carta 25, 1903). 199
Sábado 10 de julio EL LIBRO ETERNO
Para siempre, oh Jehová, permanece tu palabra en los cielos.  (Sal. 119: 89)
La Palabra de Dios abarca un período histórico que se extiende desde la creación hasta la venida del Hijo del hombre en las nubes del cielo.  Sí, y más todavía; lleva la mente hacia la vida futura, y abre ante ella las glorias del paraíso restaurado.  La Palabra de Dios ha permanecido la misma durante todos los tiempos.  Lo que era verdad en el principio es verdad ahora.  Aunque nuevas e importantes verdades adecuadas para las cambiantes generaciones han sido abiertas al entendimiento, las revelaciones actuales no contradicen a las del pasado.  Cada nueva verdad comprendida torna más significativa a la antigua (Review and Herald, 2-3-1886).
Comenzando desde la caída, pasando por las eras patriarcal y judía, y llegando hasta el tiempo presente a habido una revelación gradual de los propósitos de Dios en el plan de salvación.  Noé, Abrahán, Isaac, Jacob y Moisés comprendieron el Evangelio mediante Cristo; esperaron la salvación de la humanidad por medio del Sustituto y Garantía del hombre.  Estos hombres santos de la antigüedad estuvieron en comunión con el Salvador que vendría al mundo en forma humana; y algunos de ellos hablaron con Cristo y los ángeles celestiales cara a cara, como un hombre habla con su amigo (Signs of the Times, 21-2-1911).
En la vida y muerte de Cristo, una luz ilumina el pasado, dando significado a todo el sistema judío, y convirtiendo en un todo a la antigua y nueva dispensaciones.  No se puede pasar por alto nada de lo que Dios ha ordenado en el plan de la redención (Review and Herald, 2-3-1886).
Todas las verdades de la revelación son valiosas para nosotros, y al contemplar las cosas de interés eterno obtendremos una percepción correcta del carácter de Dios...  Todo el carácter será elevado y transformado.  El alma será puesta en armonía con el Cielo (Signs of the Times, 21-2-1911). 200
Domingo 11 de julio LA VERDADERA CULTURA CRISTIANA
Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo,...   y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.  (Efe. 2: 4 - 6)
Cuando os relacionáis estrechamente con Jesús, veis cosas maravillosas en su ley, que ahora no alcanzáis a apreciar.  La influencia suavizadora y subyugadora del Espíritu de Dios sobre los corazones y las mentes de los hombres hará que los verdaderos hijos de Dios se sienten con Cristo en los lugares celestiales.  El Espíritu Santo establecerá la cultura cristiana en cada corazón.  Todos los que contemplan a Jesús manifestarán un espíritu suave y humilde.  El amor de Jesús siempre conduce a la cortesía cristiana, al lenguaje refinado y la pureza de expresión, los cuales testifican de la compañía que frecuentamos: que como Enoc estamos caminando con Dios...
La Palabra de Dios debe ser el objeto de nuestro estudio.  En ella hay una mina de material precioso.  Una buena parte de ella ha sido vista sólo superficialmente, pero es necesario cavar para descubrir tesoros más preciosos...
Que se vea que vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.  No se hable apresuradamente, no se pronuncien palabras vulgares, no se digan frases comunes.  Demostrad que estáis conscientes de la existencia de un Compañero a quien honráis y a quien no avergonzaréis.  ¡Pensad que somos representantes de Jesucristo!  Entonces, revelad su carácter en vuestras palabras y comportamiento... Se necesita diariamente el poder de Dios que convierte para santificar y preparar los vasos para el uso del Maestro.  ¡Oh, hay preciosas lecciones en el Libro Sagrado que aun debemos aprender y practicar!  Nuestra conciencia debe reconocer y apreciar una norma cristiana más elevada (Carta 171, 1897). 201
Lunes 12 de julio VERDADES QUE TRANSFORMAN
Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.  (Heb. 4: 12).
Las verdades de la Biblia, atesoradas en el corazón y la mente, y obedecidas en la vida, convencen y convierten el alma, transforman el carácter y consuelan y elevan el corazón... La Palabra hace humilde al orgulloso, hace manso y contrito al perverso, al desobediente lo torna obediente.  Los hábitos pecaminosos naturales para el hombre están entretejidos en la práctica diaria.  Pero la Palabra corta y desecha la concupiscencia, discierne los pensamientos y las intenciones de la mente...  y hace que lo hombres estén deseosos de sufrir por su Señor (Manuscrito 42, 1901).
El servicio por Cristo es algo celestial, santo y bendito. Hay que escudriñar diligentemente la Palabra, porque el ministerio de la Palabra revela las imperfecciones de nuestro carácter y nos enseña que la santificación del Espíritu es una obra ideada por el Cielo, y presenta en Cristo Jesús la verdadera perfección que, si se mantiene, llegará a ser un todo perfecto en beneficio de cada alma (Carta 291, 1903).
Si sois cristianos inteligentes, mantendréis la vitalidad religiosa y no seréis desanimados por las dificultades... La verdad es preciosa.  Ha provocado cambios importante en la vida y el carácter, y ha ejercido una influencia dominadora sobre las palabras, el comportamiento, los pensamientos y la experiencia.  El alma que estima la verdad vive bajo su influencia y siente la tremenda realidad de las cosas eternas.  No vive para sí misma, sino para Jesucristo que murió por ella.  Para ella, Dios vive y conoce perfectamente sus palabras y acciones (Manuscrito 70, 1894). 202
Martes 13 de julio LA VERDAD COMO CENTINELA DIVINO
Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.  (1 Tim. 4: 12)
Exhorto a los jóvenes a que consideren sus caminos...
Ningún joven puede soportar las tentaciones de Satanás si la verdad, con su poder purificador y elevador, no mora en el corazón.  La verdad ejerce una influencia correctora sobre la vida.  Es un centinela divino, que vigila vuestra alma, y actúa contra los asaltos de Satanás.  Bajo la influencia divina de la verdad, la mente se fortalecerá, el intelecto se vigorizará y habrá un crecimiento en el conocimiento del único Dios verdadero, y de Jesucristo a quien ha enviado.  No mancilléis la verdad consintiendo en hábitos y prácticas que son inconsecuentes con su carácter santo, sino que guardadla como un tesoro del valor más elevado...El Señor desea que comprendáis la posición que ocupáis como hijos e hijas del Altísimo, hijos del Rey Celestial.  El quiere que viváis en estrecha relación con él... Decidíos de parte del Señor.  Si queréis estar bajo la bandera ensangrentada del Príncipe Emanuel, realizando fielmente su servicio, necesitáis no ceder nunca a la tentación, porque hay Uno a vuestro lado que puede manteneros sin caer.  A cada joven se le da un tiempo de prueba para que forme un carácter para la vida futura e inmortal.  Serán momentos preciosos y áureos si los aprovecháis de acuerdo con la luz que Dios permite que brille sobre vosotros desde su trono...
Hay que hacer una gran obra para conformar el carácter a la semejanza divina.  La gracia de Cristo debe moldear a todo el ser, y su triunfo no estará completo hasta que el universo celestial sea testigo de una ternura habitual de los sentimientos, de un amor como el de Cristo y obras santas en el comportamiento de los hijos de Dios (Youth's Instructor, 3-8-1899). 203
Miércoles 14 de julio PROMESAS ÁUREAS
Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos.  (Jer. 15: 16).
Tuve un sueño en el que me vela ante una gran muchedumbre(*), hablando con ellos de la fe y tratando de hacerles comprender que les faltaba mucho en este sentido...  Tenían una experiencia deficiente en el conocimiento de Dios y de su Redentor.  Yo procuraba mostrarles que debían ser capaces de exponer en forma inteligente las palabras de Juan: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1: 29),  para que pudieran considerarlo como el portador de sus pecados.
Luego se abrió ante mi la Palabra de Dios y la vi rodeada de una luz hermosísima y sorprendente.  Fueron pasando página tras página, y leí las misericordiosas invitaciones y palabras de súplica a  buscar la gloria  la voluntad de Dios, y todas las demás cosas serían añadidas.  Estas invitaciones, promesas y seguridades se destacaban en letras doradas. ¿Por qué no os apoderáis de ellas? dije.  Buscad primeramente conocer a Dios antes que nada.  Escudriñad las Escrituras.  Alimentaos de las palabras de Cristo, que son espíritu y vida y vuestro conocimiento aumentará y se expandirá.  Estudiad vuestra Biblia. No estudiéis la filosofía contenida en muchos libros, sino estudiad la filosofía de la Palabra del Dios viviente.  Otras producciones literarias tienen poca importancia cuando se comparan con ésta.  No pongáis en vuestra mente tantas cosas vulgares que no satisfacen.  En la Palabra de Dios se despliega un rico banquete ante vosotros.  Es la mesa del Señor, abundantemente provista, donde podéis comer y satisfacemos (Carta 47, 1898). 204
Jueves 15 de julio FUENTES DE CONSOLACIÓN
Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, y con labios de júbilo te alabará mi boca.  (Sal. 63: 5).
Hay sustancia y gordura para todos los que buscan la verdad como el minero busca el oro. ¿A quién instruirá Dios?  Isaías nos dice:  "Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados"  (Isa. 57: 15).  Estos son los que ven el mal de sus caracteres inconversos, y se arrepienten, afligiéndose por la vida que ha representado tan pobremente a Cristo...
Reunid los preciosos rayos de luz que brillan a vuestro alrededor, y enfocadlos en un solo haz sobre la Palabra, y descubriréis clara y distintamente verdades que habían permanecido ocultas para el lector casual.  En todo el campo de la revelación, hay esparcidos granos de oro: los dichos de la sabiduría de Dios.  Si sois sabios, reuniréis estos preciosos granos de verdad.  Apropiaos de las promesas de Dios.  Entonces, cuando vengan las pruebas, esas promesas serán alegres fuentes de consolación celestial.  Cuando estudiéis la Palabra, será para vosotros un manantial de sabiduría.  Así coméis la carne y bebéis la sangre del Hijo de Dios.
Pedid a Dios que os revele mediante su Espíritu Santo la luz y la verdad, para que podáis comprender lo que leéis en su Palabra.  Cuando Cristo, después de la resurrección, fue con los discípulos a Emaús, abrió su entendimiento para que comprendieran las Escrituras.  El mismo Maestro divino esclarecerá nuestro entendimiento si mantenemos abiertas las ventanas del corazón hacia el cielo y cerradas para la tierra (Carta 25, 1903). 205
Viernes 16 de julio UNA PERDIDA QUE ES GANANCIA
Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo.  (Fil. 3: .
¿Cuál es la voluntad de Dios? ¿Qué haré para glorificar a Dios?  Estoy comprometida a servir a mi Salvador con mi afecto indiviso.  Considero todas las cosas como basura para poder ganar a Cristo.  El cielo, la vida eterna, lo valen todo para mí, y Cristo murió para que yo poseyera el eterno peso de gloria...
No podemos permitirnos incurrir en ningún error cuando están en juego intereses eternos.  Significa una gran ingratitud el ser indiferentes a las exigencias que Dios nos presenta.  No podemos descuidar esta gran salvación y quedar sin culpa.  Una eternidad de bendición ha sido adquirida para cada hijo e hija de Adán, y todos pueden poseer un título claro a la herencia inmortal, la sustancia eterna, si durante el tiempo de prueba demuestran su obediencia a los mandamientos de Dios.  Todos serán probados en esta vida.  Si confían, por fe, en los méritos de Cristo y sirven a Dios de todo corazón, tendrán un título a esas mansiones que Jesús ha preparado para todos los que le aman...
Amemos a Dios sobre todas las cosas y no permitamos que nada se interponga entre nosotros y nuestro Dios.  Debemos prestar atención a la luz que Dios ha permitido que brille sobre nuestro camino; debemos mostrar delante de todo el cielo que apreciamos cada rayo de luz; debemos reflejar esa luz sobre otros.  Somos responsables delante de Dios de nuestra influencia.  Aun si se nos obliga a estar aparentemente solos, no estamos solos, porque Cristo está con nosotros para animarnos, fortalecernos y bendecirnos.  Conoce cada deseo de vuestro corazón, cada propósito de vuestra alma.  Dice:  "No os dejaré huérfanos, vendré a vosotros"  (Juan 14: 18).  Creamos que Dios hará como ha prometido (Manuscrito 51a, 1893). 206
Sábado 17 de julio EL PELIGRO DEL DESCUIDO
Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección: porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.  (2 Ped. 1: 10).
El Redentor del mundo ha dicho:  "Escudriñad las Escrituras"  (Juan 5: 39).  En ellas se encuentran abundantes provisiones para las necesidades humanas, y se ponen en juego los motivos más poderosos para influir en la persona para que se arrepienta y obedezca.  En ellas, el buscador de la verdad puede leer, contemplar y conmoverse profundamente por lo que un Dios bueno y misericordioso ha hecho y hace continuamente por nosotros.  Quedará asombrado de haber tratado con indiferencia el maravilloso amor y el perdón ofrecido, porque comprenderá que para redimir al hombre, Dios dio lo más grande que podía ofrecer.  Y si los que son objeto de un amor tan inmenso descuidan la salvación, no hay nada más que el Cielo pueda hacer por ellos...
Necesitáis estudiar, contemplar, estos grandes temas para no caer en la indiferencia y endurecemos hasta no ceder a las condiciones del maravilloso plan de salvación, y ser demasiado orgullosos para humillaros al comprender vuestra propia condición caída...
El Señor ordena a los niños y a los jóvenes que busquen la verdad como tesoro escondido, y que sean atraídos y fascinados por aquello que une lo humano con lo divino.  Bien puede preguntar el apóstol:  "¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?"  (Heb. 2: 3) ...
Solamente una Persona divina podía mediar entre Dios y el hombre.  La redención humana es un tema que bien puede exigir hasta el máximo el ejercicio de las facultades mentales...
No podemos decirles a los jóvenes o a los de edad madura: No tenéis nada que hacer en esta gran obra.  Pedimos un esfuerzo constante.  Debéis ser diligentes para asegurar vuestra vocación y elección (Youth's Instructor, 31-8-1887). 207
Domingo 18 de julio RICAS PROFUNDIDADES DE CONOCIMIENTO
El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios o si yo hablo por mi propia cuenta.  (Juan 7: 17)
Cuanto más seriamente apliquemos nuestra mente a la investigación de la verdad, tanto más claras aparecerán las evidencias de la verdad; y cuanto más estrechamente nos relacionemos con el Dios de toda sabiduría, entrando en comunión con el que ha creado todas las cosas, tanto más abundante será nuestro conocimiento, tanto más plenamente comprenderemos la verdad divina.  Dios ha dotado misericordiosamente a los hombres con facultades intelectuales, y esas facultades deben aprovecharse sabiamente para investigar con habilidad y comprender las ricas profundidades de conocimiento que hay en el carácter, la Palabra y las obras de Dios.  Dios abrirá los tesoros de su amor a los bien dispuestos y obedientes; el que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá la doctrina.
Mediante la comunión con Dios obtenemos refinamiento, amplitud de miras y nos elevamos.  Al que anhela el conocimiento de las cosas divinas, Dios le mostrará las maravillas ocultas que escapan a la comprensión de los que no son esclarecidos por el Espíritu de Dios...
Cristo, el camino, la verdad y la vida, se dio para salvar al mundo caído, y en él están ocultos todos los tesoros de sabiduría y conocimiento... El gran don de la salvación ha sido colocado a nuestro alance a un costo infinito para el Padre y el Hijo.  Descuidar la salvación, es descuidar el conocimiento del Padre y el Hijo a quien Dios ha enviado (Review and Herald, 10-3-1891).
Todos los que acuden a Cristo en busca de un conocimiento más claro de la verdad, lo recibirán.  El despegará ante ellos los misterios del reino de los cielos, y estos misterios serán entendidos por el corazón que anhela conocer la verdad.  Una luz celestial brillará en el templo del alma, la cual se revelará a los demás cual brillante fulgor de una lámpara en un camino oscuro (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 22). 208
Lunes 19 de julio LA SABIDURÍA HUMANA CONTRA LA SABIDURÍA DIVINA
Para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.  (1 Cor. 2: 5)
El espíritu prevaleciente en nuestros tiempos es de incredulidad y apostasía.  El espíritu manifestado en el, mundo es de orgullo y exaltación del yo.  Los hombres se vanaglorian de poseer gran luz, pero en realidad no tienen más que ciega presunción, porque se han opuesto a la clara voluntad de Dios. Muchos exaltan el razonamiento humano, idolatran la sabiduría humana y consideran las opiniones de los hombres superiores a la sabiduría revelada de Dios... Entre la gran masa de cristianos profesos no se comprende cuán ofensiva es la transgresión de la ley de Dios.  No comprenden que la salvación puede obtenerse únicamente mediante la sangre de Cristo...
A los ojos de los hombres, la vana filosofía y la así llamada ciencia, tienen más valor que la Palabra de Dios.  Prevalece en gran medida la creencia de que el Mediador divino no es indispensable para la salvación del hombre.  Una cantidad de teorías propuestas por los así llamado sabios del mundo, para la elevación del hombre, son creídas y se confía en ellas más que en la verdad de Dios enseñada por Cristo y sus apóstoles (Review and Herald, 8-11-1892).
El Señor quiere que investiguemos individualmente las Escrituras para que conozcamos el gran plan de redención, y que comprendamos ese gran tema hasta donde sea posible para la mente humana, iluminada por el Espíritu de Dios, para comprender el propósito de Dios.  El quiere que captemos algo de su amor manifestado al dar a su Hijo para morir a fin de contrarrestar el mal, quitar las manchas contaminadoras de su obra y restaurar lo que se había perdido, elevando y ennobleciendo al alma hasta darle su pureza original mediante la justicia imputada de Cristo.  La única manera como podía ser restaurada la humanidad caída era mediante el don de su Hijo, igual a él mismo, que poseía los atributos de Dios (Ibid.). 209
Martes 20 de julio  AUTOR Y MAESTRO DE LA VERDAD
Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad.  Todo aquel que es de la verdad oye mi voz.   (Juan 18: 37, úp)
Cristo es el Autor de toda verdad.  Toda concepción brillante, todo pensamiento de sabiduría, toda capacidad y talento, son dones de Cristo.  El no tomó ideas nuevas de la humanidad, porque es el originador de todo.  Pero cuando vino al mundo, encontró las brillantes gemas de verdad que había confiado al hombre sepultadas en la superstición y la tradición.  Las verdades de la importancia más vital estaban colocadas en el marco del error para servir al propósito del archiengañador... Pero Cristo barrió las teorías erróneas.  Nadie, salvo el Redentor del mundo, tenía poder de presentar la verdad en su pureza primitiva, desprovista del error que Satanás había acumulado para ocultar su belleza celestial...
La obra de Cristo consistió en tomar la verdad...  y separarla del error para presentarla libre de las supersticiones del mundo a fin de que la gente la aceptara por su propio mérito intrínseco y eterno.  Dispersó la niebla de la duda para que la verdad pudiera ser revelada y arrojara rayos luminosos en las tinieblas de los corazones de los hombres (Review and Herald, 7-1-1890).
La verdad salió de sus labios investida de una nueva e interesante forma que le dio la frescura de una nueva revelación.  Su voz nunca se apartó del tono natural, y sus palabras fluían con una seriedad y seguridad apropiadas a su importancia y a las enormes consecuencias que implicaba su aceptación o su rechazo (Ibid.).
Invitó a los hombres a aprender de él porque él era una representación viviente de la ley de Dios.  Era el único ser investido de humanidad que podía estar en medio de una muchedumbre y preguntar:  "¿Quién de vosotros me redarguye de pecado?"  (Juan 8: 46)  (Ibid.). 210
Miércoles 21 de julio  EL TEMA CENTRAL DE LAS ESCRITURAS
Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.   (Luc. 24: 27)
Hay una gran verdad central que siempre debe mantenerse en la mente cuando se escudriñan las Escrituras: Cristo crucificado.  Toda otra verdad está investido con la influencia y el poder correspondientes a su relación con este tema.  Unicamente a la luz de la cruz podemos discernir el exaltado carácter de la ley de Dios.  El alma paralizada por el pecado puede recibir nueva vida únicamente mediante la obra realizada en la cruz por el Autor de nuestra salvación.  El amor de Cristo constriñe al hombre a unirse con él en sus labores y sacrificios.  La revelación del amor divino aviva en ellos la realidad de su obligación descuidada de ser portadores de luz para el mundo, y los inspira con un espíritu misionero.  Esta verdad ilumina la mente y santifica el alma.  Hará desaparecer la incredulidad e inspirará fe.  Es la gran verdad que debe mantenerse constantemente ante la consideración de los hombres...
Cuando Cristo, en su obra de redención, es visto como la gran verdad central del sistema de verdad, se arroja una nueva luz sobre los acontecimientos del pasado y el futuro.  Se los ve en una nueva perspectiva y adquieren un nuevo y profundo significado (Manuscrito 31, 1890).
El Antiguo Testamento es tan ciertamente el Evangelio en sombras y figuras, como el Nuevo Testamento lo es en su poder desarrollado.  El Nuevo Testamento no presenta una religión nueva; el Antiguo Testamento no presenta una religión que haya de ser superada por el Nuevo.  El Nuevo Testamento es tan sólo el progreso y desarrollo del Antiguo Abel creía en Cristo, y fue tan ciertamente salvado por su poder, como lo fueron Pedro y Pablo...
El Dios que anduvo con Enoc era nuestro Dios y Salvador Jesucristo.  Era la luz del mundo como lo es ahora (Joyas de los Testimonios. tomo 3, pág. 43). 211
Jueves 22 de julio  UNA VOLUNTAD PERSONAL
La cordura del hombre detiene su furor.  Y su honra es pasar por alto la ofensa.  (Prov. 19: 11).
Hay deberes que atañen al cuerpo y deberes que atañen al alma, y cada ser humano debe colaborar con Dios en sus esfuerzos por satisfacer a ambos... No os avengáis a ser moldeados por un molde vulgar.  Los jóvenes necesitan un sano sentido común, porque están viviendo para dos mundos...
Aplicad la verdad a vuestro caso individual.  Tenéis un alma que salvar o un alma que perder.  Tened una voluntad personal, pero sometedla a la voluntad de Dios.  Decidid que no os airaréis, que no seréis autosuficientes, que no obraréis apresuradamente ni seréis dominantes.  Si éste es vuestro punto débil, cuidad ese punto como se cuidaría un miembro fracturado.  Cuidad vuestro espíritu y no permitáis que os venza un espíritu precipitado.  Examinad cuidadosamente los puntos débiles de vuestro carácter, sabiendo que los males que existen pueden vencerse rehusando firmemente ceder a vuestras debilidades.  El mal de una complacencia apresurada y perversa del temperamento enloquece a cualquier joven.  Mantened la cordura.  La respuesta blanda aparta la ira.  El mal puede crecer, y crecerá... mediante la repetición.
No subestiméis la importancia de las cosas pequeñas porque sean pequeñas.  Estos pequeños defectos se acumulan por acción y reacción, y se unen como varillas de acero.  Esa pequeña acción, esa palabra descuidada, se convierten en hábitos por la repetición,... y los hábitos forman el carácter...
Cultivad sentimientos bondadosos, tiernos y comprensivos, y no los llaméis debilidad, porque son los atributos del carácter de Cristo.  Cuidad vuestra influencia...
Mediante la santificación del Espíritu creceréis cada vez más a la semejanza de Cristo (Carta 46, 1898). 212
Viernes 23 de julio  LA PLATAFORMA DE LA VERDAD
Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos.  Y otra vez:: EL Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos.  (1 Cor. 3: 19, 20)
La Palabra de Dios ha de ser nuestra guía.  No hay, nada que adivinar en las verdades que contiene.  No dejemos esta guía segura para buscar algo nuevo y extraño... Hay muchas doctrinas que no tienen en su fundamento un "Escrito está".  Son suposiciones humanas.  Con la declaración "Escrito está" Cristo hizo frente a las tentaciones que Satanás le presentó en el desierto, y provisto con esa arma, pudo decirle al enemigo: "Llegarás hasta aquí y no más adelante".
No podemos aceptar con seguridad las opiniones de ningún hombre, por muy erudito que sea, a menos que estén en armonía con las palabras del gran Maestro. Se nos presentarán las opiniones de hombres que yerran para que las aceptemos, pero la Palabra de Dios es nuestra autoridad, y nunca debemos aceptar las enseñanzas humanas sin tener la evidencia más concluyente de que concuerdan con la enseñanza de la Palabra de Dios.  Debemos tener la certeza de que estamos sobre la plataforma de la verdad eterna: la Palabra del Dios vivo (Carta 25, 1903).
Hay que presentar la verdad, la preciosa verdad de la Palabra de Dios, tanto en público como en los hogares.  Tenemos un mensaje que ha de preparar a un pueblo para que resista a los peligros de los días postreros... La verdad soportará cada prueba que se le imponga.  No puede ser desbaratada por los sofismas satánicos. Cuanto más se la asedie, tanto más brillará.  Al ver los activos y decididos esfuerzos del enemigo, ¿no procuraremos definidamente predicar el mensaje en forma clara? ¿No avanzaremos en el poder del Espíritu Santo y recibiremos e impartiremos lecciones del gran Maestro? (Carta 268, 1906). 213
Sábado 24 de julio LA SEÑAL DE DIOS
Y santificad mis sábados, y sean por sena entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios.   (Eze. 20: 20)
¿Cómo distinguiremos a los verdaderos siervos de Dios de los falsos profetas que Cristo dijo que surgirían para engañar a muchos?  Hay una sola prueba del carácter: la ley de Jehová.
Los israelitas colocaron sobre sus puertas una señal de sangre para mostrar que eran propiedad de Dios.  Así también los hijos de Dios de esta época deberán llevar la señal que Dios ha provisto.  Estarán en armonía con la ley de Dios.  Sobre cada uno de los hijos de Dios se coloca una señal tan ciertamente como se colocó una señal en las puertas de las moradas hebreas para preservar de la ruina a sus miembros.  Dios declara:  "Y les di también mis sábados, para que fuesen por señal entre mí y ellos"  (Eze. 20: 12).  No necesitamos ser engañados....
El gran conflicto que ahora se riñe no es meramente una contienda de hombre contra hombre.  De un lado se halla el Príncipe de la vida, actuando como el sustituto y garantía del hombre; del otro, el príncipe de las tinieblas, con los ángeles caídos bajo sus órdenes...
Habrá un serio conflicto entre los que son leales a Dios y los que se burlan de su ley.  La iglesia ha unido sus manos con las del mundo.  La reverencia hacia la ley de Dios ha sido trastornada.  Los dirigentes religiosos están enseñando como doctrina los mandamientos de los hombres.  Como era en los días de Noé, así es en esta época.  Pero la difusión de la deslealtad y la transgresión, ¿hará que los que respetan la ley de Dios la respeten menos y se unan con los poderes mundanos que procuran invalidarla?  Los que son verdaderamente leales no serán arrastrados por la corriente del mal.  No arrojarán burla y desprecio sobre lo que Dios ha apartado como santo.  Cada uno es sometido a prueba.  Hay solamente dos lados. ¿En cuál de ellos estáis vosotros? (Review and Herald. 6-2-1900). 214
Domingo 25 de julio SEGURIDAD EN LAS "SENDAS ANTIGUAS"
Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.  (Jer. 6: 16)
No hay seguridad en ninguna otra parte.  Satanás ha descendido con gran poder y trabaja con toda su capacidad de engaño e injusticia.  Los que no siguen en los pasos de Cristo se encontrarán siguiendo a otro dirigente.  Han escuchado voces extrañas hasta que no pueden distinguir la voz del verdadero Pastor.  Poco a poco dejaron de escuchar las advertencias, los reproches, las instrucciones.  Tomaron la sabiduría humana y siguieron los productos de la imaginación.  Se confía mucho en los esfuerzos e invenciones humanos, y los hombres avanzan imperceptiblemente por ese camino hasta que están plenamente satisfechos con su propia sabiduría, sus propias invenciones, y están llenos con sus propias obras.
Bebed profundamente de la Fuente de la verdad, y sed buenos estudiantes de la Palabra, porque el Señor tomará las palabras de verdad, y mediante el Espíritu Santo las imprimirá en vuestro corazón para que presentéis la preciosa Palabra con sencillez y fervor.  "Regocijaos en el Señor siempre.  Otra vez digo: ¡Regocijaos!" porque Jesús se goza en recibimos con todas vuestras imperfecciones, con todas vuestras flaquezas, y os reconoce como a hijos.  Por lo tanto, confiad en él.  Adornad la doctrina de Cristo nuestro Salvador por medio de una vida recta y un comportamiento santo.  "Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres.  El Señor está cerca.  Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús" (Fil. 4: 5-7) (Carta 147, 1896). 215
Lunes 26 de julio EL HUERTO DE DIOS
Porque toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de la hierba.  La hierba se seca, y la flor se cae; mas la palabra del Señor permanece para siempre.  (1 Ped. 1: 24, 25, pp).
Si nuestra mente está abierta a las impresiones del Espíritu de Dios, podemos aprender lecciones de las cosas sencillas y hermosas de la naturaleza.  Me siento oprimida en las atestadas ciudades, en las que el ojo no puede ver otra cosa sino casas.  Las flores son maestros constantes.  Los arbustos y las flores se apoderan de los elementos de la tierra y el aire para producir hermosos retoños y flores para nuestra felicidad; pero son predicadores de Dios, y debemos considerar las lecciones que nos enseñan.
Así es como Dios nos ha dado las preciosas promesas en su Palabra.  Las Escrituras están abiertas para nosotros como el huerto de Dios, y sus promesas son flores fragantes que crecen en todo ese huerto.  Dios nos llama especialmente la atención a las que son apropiadas para nosotros.  En estas promesas podemos discernir el carácter de Dios, y leer su amor por nosotros.  Son el terreno sobre el cual descansa nuestra fe, el sostén y fortaleza de nuestra fe y esperanza.  Y mediante ellas nuestra alma debe deleitarse en Dios y respirar en la fragancia del cielo.  Mediante las preciosas promesas descorre el velo del futuro y nos da atisbos de las cosas que ha preparado para los que le aman...
No deberíamos considerarlas con descuido o indiferencia, sino que así como examinamos las preciosas flores,... que deleitan nuestros sentidos con su hermosura y fragancia, también deberíamos tomar las promesas de Dios, una a una, y examinarlas estrechamente por todos lados, para apoderarnos de su riqueza y ser aliviados, consolados y fortalecidos por ellas.  Dios ha provisto para todos el consuelo que el alma necesita (Review and Herald, 11-10-1887). 216
Martes 27 de julio ¿A QUE GRUPO PERTENECEMOS?
A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también te confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.  (Mat. 10: 32)
La verdad, para que ejerza una influencia genuina en el corazón humano, debe ser reconocida delante del universo celestial, delante de los mundos que no han caído y delante de los hombres.  Que nadie tenga la idea de que a hurtadillas puede realizar su propia salvación, o recibir la bendición espiritual más pequeña que ofrece el Evangelio.  El Señor pide una confesión valiente y abierta.  "Vosotros sois mis testigos, dice Jehová" (Isa. 43: 10).  Ninguna cosa puede ganarse efectivamente en el progreso del conocimiento de Dios y nuestro Salvador Jesucristo hasta que el creyente que anhela la excelencia cristiana del carácter, se convierta en lo que Dios se ha propuesto: un espectáculo para el mundo, los ángeles y los hombres, en una ciudad puesta en una colina donde no se puede ocultar...
Cuando se colocan los pies sobre la sólida Roca, Jesucristo, como el fundamento, se recibe una dotación de poder de la Fuente de todo conocimiento, toda sabiduría y eficacia espiritual, para que todos sepan a qué grupo pertenece: al de los que guardan los mandamientos o al de los que los transgreden.  La bandera del Príncipe Emanuel, que ondea sobre su cabeza, no dejará de aclarar cualquier duda y de hacer comprender a todos que guardamos los mandamientos de Dios y tenemos el testimonio de Jesucristo.  El amor de Jesús posee un poder constreñidor (Carta 128, 1895).
Cuando se le hizo a Cristo la pregunta: ¿Eres tú el Hijo de Dios? sabía que contestar afirmativamente significaría su muerte segura... No estuvo dispuesto a hablar hasta que se lo interrogó abiertamente... En esa ocasión dejó un ejemplo para que lo siguiera el hombre en circunstancias similares.  Quería enseñarle que no debía apostatar de su fe para escapar de los sufrimientos o aun la muerte (Special  Testimonies. tomo 3, pág. 127). 217
Miércoles 28 de julio CRISTIANOS QUE NO SE COMPROMETEN
Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.  Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.  (Mat. 5: 14, 15)
Nadie se sienta inclinado a ocultar su luz.  Los que ocultan su luz de modo que el mundo no distinga entre ellos y los que andan en tinieblas, pronto perderán todo su poder para difundir la luz.  Son los representados por las cinco vírgenes necias, y cuando venga la crisis, cuando se escuche la llamada:  "¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!" (Mat. 25: 6), se levantarán para encontrar que sus lámparas están apagadas, que se han mezclado con los elementos del mundo y no se han provisto del aceite de la gracia.  Fueron adormecidos por las exclamaciones de paz y seguridad, y no mantuvieron encendidas sus lámparas.  En medio de sus tinieblas, piden aceite, pero es imposible que un cristiano imparta carácter a otra alma.  El carácter no se puede transferir.  Los que aman la comodidad, el mundo y la moda, y siguen profesando el cristianismo, no irán a la fiesta de bodas del Cordero con los que son simbolizados por las cinco vírgenes prudentes.  Cuando solicitan entrada, se les dice que la puerta está cerrada.  Ahora es el tiempo de impartir luz...
No se debe considerar una cuestión de poca monta el poseer la luz de la verdad presente y, sin embargo, no comprometerse en su difusión.  No es una cosa baladí decir por la actitud y el modo de sentir, aun cuando ese modo de sentir no se exprese en palabras: "Mi Señor se tarda en venir".  Debemos proclamar la verdad, debemos hacer brillar nuestra luz en forma definida para que las almas no tropiecen y caigan porque nuestra luz ha estado apagada (Carta 84, 1895). 218
Jueves 29 de julio PROPAGANDO LA LUZ
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.  (Mat. 5:16)
Los que poseen un conocimiento experimental de la verdad están bajo la obligación delante de Dios de comunicar la preciosa verdad... Algunos se convencerán de su culpa y escucharán las palabras que se les hablan con amor y ternura.  Reconocerán que la verdad es justamente lo que necesitan para libertarse de la esclavitud del pecado y de las ataduras de los principios mundanos.  Ante ellos se extienden temas para el pensamiento, campos para la acción, que jamás habían comprendido.  En Jesús, el Redentor, disciernen sabiduría infinita, infinita justicia, infinita misericordia: profundidad, altura, longitud y anchura de amor que sobrepasa todo conocimiento.  Quedan encantados contemplando la perfección del carácter de Cristo, su misión, su amor, su gracia, su verdad.  Se satisface la gran necesidad de su alma, y dirán como el salmista:  "Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza" (Sal. 17: 15).  Ven en Jesucristo el objeto divino de la fe y el amor.  Para ellos ha terminado la adoración de los tesoros terrenales y el amor al mundo.
Estas almas se apoderan de la Palabra de Dios. Ven que los milagros, la abnegación, el sacrificio de Cristo, su crucifixión, fueron para ellos.  El lenguaje del corazón será: "El murió por mí.  El triunfó en la muerte para que yo no perezca, sino que crea en él como mi Salvador personal, y tenga esa vida que se mide con la vida de Dios.  En la riqueza de su gracia se han posesionado de mí tesoros tan perdurables como la eternidad"...
Ha descubierto la Fuente de aguas vivas, las fuentes de la salvación, de las cuales puede extraer continuamente, y no disminuirá la provisión (Carta 47, 1894). 219
Viernes 30 de julio    LUZ PARA LOS QUE AMAN LA LUZ
Luz está sembrada para el justo, y alegría para los rectos de corazón.  (Sal. 97: 11)
Cristo ha dejado a su Espíritu Santo como su representante en el mundo, para que conceda ayuda celestial a cada alma hambrienta y sedienta... Vivimos en una época muy solemne en la historia del mundo, pero la luz brilla para los que quieran andar en la luz...
Hay muchos que no han recibido la luz, y no se los juzga culpables.  Lamentan su ignorancia humana.  No encuentran nada satisfactorio, y anhelan un conocimiento del único Dios verdadero.  Tienen en su mente un ideal de Dios y quieren encontrarlo.  Dios ha confiado luz a su pueblo para que la den a todos los que oran pidiendo luz.  Ha enviado sus raudales de salvación para que refresquen a los que están sedientos de conocimiento de verdad, virtud y santidad.  A los tales debemos hablarles como lo hizo el apóstol Pablo a los atenienses,  "al que adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio"  (Hech. 17: 23).  Los hombres han recibido inspiración celestial, y a ellos se ha confiado la verdad evangélica, y con ello, la solemne responsabilidad de dedicar las facultades que Dios les ha dado para dar a conocer a Dios ante los hombres.  Cristo dice: "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado"  (Juan 17: 3) ...
Los que tienen los pensamientos de Cristo "andarán como él anduvo".  Vivirán la ley de Dios, se alimentarán de Cristo, participarán de la naturaleza divina, y serán centinelas vivientes de la verdad.  Con corazones íntegros exclamarán: "Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso" (2 Cor. 6: 17, 18) (Carta 84, 1895). 220
Sábado 31 de julio DEJAD QUE DIOS OS DIRIJA
Sea la luz de Jehová nuestro Dios sobre nosotros.  (Sal. 90: 17, pp)
Dios quiere que lo dejéis que os dirija, para que seáis cristianos agradables.  El Señor podará los hábitos de carácter naturales y heredados.  Contemplad intensamente a Jesús para que captéis su espíritu y adquiráis las cualidades del carácter de Cristo.  Entonces los que os rodean reconocerán que habéis aprendido de Cristo su humildad, su afecto, su ternura y su simpatía.  No descanséis satisfechos hasta que poseáis un espíritu amante y agradable.   Vuestras palabras pueden proceder del buen tesoro del corazón, para fortalecer, ayudar, bendecir y ganar a los que os rodean... Otros captan vuestro espíritu.  Las semillas que sembramos llevarán una cosecha de bondad, paciencia, benevolencia y amor, o bien exactamente lo opuesto...
Muchísimos, necesitan ablandarse.  Sed firmes en vuestros principios, fieles a Dios, pero no manifestéis rasgos de carácter duros y faltos de cordialidad.  Dios no quiere que incurráis en el desprecio de los demás al manifestar una disposición como una bola de masilla, pero quiere que seáis firmes como la roca en vuestros principios, teniendo sin embargo una saludable suavidad.  Estad como el Maestro llenos de gracia y verdad.  Jesús era incorruptible, sin contaminación.  Sin embargo, en su vida se mezclaban la suavidad, la humildad, la benignidad, la simpatía y el amor.  Los más pobres no temían aproximarse a él; no temían ser rechazados.  Cada cristiano debería esforzarse por ser lo que era Cristo.  El es nuestro Modelo en simpatía y santidad de carácter...
Todos deberíamos aprender de Cristo lo que significa ser cristiano.  Aprendamos de él cómo combinar la firmeza, la justicia, la pureza y la integridad con la cortesía abnegada y la bondadosa simpatía.  Así el carácter se torna amante y atractivo.  La hermosura de la santidad desarmará a los burladores (Carta 53, 1895). 221..
 




  

 
  Hoy habia 33297 visitantes (55616 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

Escribenos a: bibliadeestudioadventistaarroba1.gif image by bibliadeestudioadventistalatinmail.com