Libros elena white biblia adventista
  13.Consejo a un destacado Ministro acerca de ... Fe y las Obras
 

 

 
Libros de Elena G de White

Fe y Obras


*********************************************


13.Consejo a un destacado Ministro acerca de la Presentacion de la relacion entre la Fe y las Obras:



Estaba asistiendo a una reunión, y se hallaba presente una gran congregación.  En mi sueño, Ud. disertaba sobre el tema de la fe y la justicia imputada de Cristo por la fe. Ud. repitió varias veces que las obras no significaban nada, que no hay condiciones.  El asunto fue presentado de tal forma que me di cuenta de que las mentes serían confundidas y no recibirían la impresión correcta en cuanto a la fe y las obras, y decidí escribirle.  Ud. presentó este asunto demasiado fuertemente.  Hay condiciones para que recibamos la justificación, la santificación y la justicia de Cristo.  Sé lo que Ud. quiere decir, pero Ud. deja una impresión equivocada en muchas mentes.  Si bien es cierto que las buenas obras no salvar ni a una sola alma, sin embargo es imposible que una sola alma sea salvada sin buenas obras.  Dios nos salva bajo la condición de que pidamos si queremos recibir, busquemos si queremos encontrar y llamemos si queremos que se nos abra la puerta.

Cristo se ofrece a sí mismo como dispuesto a salvar eternamente a todo aquel que acuda a El.  Invita a todos a que se acerquen a El.  "Al que a mí viene, no le echo fuera" (Juan 6: 37).  Ud. enfoca estos temas como yo lo hago, y sin embargo, por causa de sus expresiones, hace que estos temas resulten confusos 115 para las mentes.  Y después de que Ud. se ha expresado radicalmente en cuanto a las obras, cuando se le hace preguntas acerca de este mismo tema, en su propia mente el tema no está muy claramente definido, por lo cual Ud. no puede definirles los principios correctos a otras mentes.  Y Ud. mismo es incapaz de hacer que sus declaraciones armonicen con sus propios principios y su fe.

Un joven fue a Jesús con la pregunta: "Maestro bueno,  ¿qué haré  para heredar la vida eterna?" (Mar. 10: 17).  Y Cristo le  dijo: "¿Por qué me llamas bueno?  Ninguno hay bueno sino uno: Dios.  Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos".  El le dijo a Jesús: "¿Cuáles?" Jesús le citó varios y el joven le dijo: "Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta?" Jesús le dijo: "Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme".  Aquí hay condiciones, y la Biblia está llena de condiciones.  "Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones" (Mat. 19: 17, 20, 21, 22).

Puntos en los que hay que tener cuidado

Entonces, cuando Ud. dice que no hay condiciones y presenta algunas expresiones en forma muy general, deja perplejas a las mentes y algunos no pueden ver consistencia en sus expresiones.  No pueden ver cómo les es posible armonizar esas expresiones con las claras declaraciones de la Palabra de Dios.  Por favor, tenga cuidado con esos puntos.  Los vigorosos asertos en cuanto a las obras nunca fortalecen nuestra posición.  Esas expresiones debilitan nuestra posición, pues hay muchos que lo considerarán a Ud. como extremista, y perderán las ricas lecciones que Ud. tiene para ellos precisamente sobre los temas que necesitan conocer. . . Hermano 116 mío, es difícil que la mente comprenda este punto; no confunda a otra mente con ideas que no armonizan con la Palabra.  Sírvase tener en cuenta que bajo la enseñanza de Cristo, muchos de los discípulos eran lamentablemente ignorantes, pero cuando vino sobre ellos el Espíritu Santo que Jesús prometió e hizo del vacilante Pedro el defensor de la fe ¡qué transformación se produjo en su carácter!  Pero, con presentaciones o expresiones demasiado elaboradas, no coloque un guijarro en el que pueda tropezar un alma que es débil en la fe.  Sea siempre consistente, sereno, profundo y sólido.  No vaya a extremos en ninguna cosa, sino mantenga sus pies sobre la sólida roca. ¡Oh preciosísimo Salvador!  "El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él"  (Juan 14: 21).

Esta es la prueba verdadera: ser hacedores de las palabras de Cristo.  Y ésta es la evidencia del amor que el instrumento humano tiene por Jesús.  El que hace la voluntad de Jesús, da al mundo la evidencia práctica del fruto que manifiesta en obediencia, en pureza y en santidad de carácter. . .

Hermano mío, camine cuidadosamente con Dios.  Sin embargo, recuerde que hay algunos cuyos ojos están intensamente pendientes de Ud., esperando que Ud. vaya demasiado lejos, que tropiece y caiga.  Pero si se mantiene humildemente cerca de Jesús, todo saldrá bien. . .

No hay un momento en la escuela de Cristo donde nos graduemos.  Hemos de proceder de acuerdo con el plan de la adición, y el Señor procederá de acuerdo con el plan de la multiplicación.  Por la gracia de Cristo, mediante constante diligencia viviremos de acuerdo con el plan de la adición, haciendo firme nuestra vocación y elección. . . 117 "Porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.  Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo" (2 Ped. 1: 10, 11). 118
 




  

 
  Hoy habia 31379 visitantes (51432 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

Escribenos a: bibliadeestudioadventistaarroba1.gif image by bibliadeestudioadventistalatinmail.com